Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

  

Segundo califa 'Omar Ibnu Al-Jattâb

Episodio "4"

 

Hace un año, comenzamos el programa de "Al encuentro con los bien-amados" y tratamos las biografías de muchos compañeros del profeta, (SAAWS) ([1]), que los Rezos y la Paz de Al∙lâh ([2]) sean sobre él, como la de Jâled Ebno Al-Walîd. Luego empezamos la serie de los califas ejemplares empezando por el primer califa Abû Bakr, luego 'Omar Ibnu Al-Jattâb, el segundo califa que le sucedió.

En los tres episodios anteriores presentamos una introducción sobre la personalidad de 'Omar y hablamos de su conversión al Islam. .

En realidad hemos recibido muchos correos y mensajes en nuestra página web que reflejan la interacción de la gente con la conversión de Omar al Islam.

Luego pasamos a hablar de las situaciones de nuestro señor 'Omar con el profeta durante las batallas de Badr, Uhud, el pacto de Al Hudaybîya y la entrada victoriosa a Makka [la Meca], llegando a la muerte del profeta.

En el episodio anterior hablamos detalladamente sobre todos los ahâdîz que subrayaban la historia de la conversión al Islam de ‘Omar Ibnu Al-Jattâb, el amor reciproco que le unía al profeta y lo que dijo el profeta a favor de ‘Omar y su valor trascendental.

En este episodio vamos a tratar del período de su califato que duró 10 años, 6 meses y 4 días en los que vieron luz muchas de sus proezas.

En los próximos episodios hablaremos de sus virtudes morales, su valentía, su justicia, su misericordia y su modestia, y como colofón sobre su muerte. Vista la trascendencia del tema de su muerte considero pertinente consagrarle un capítulo entero.

Hoy, hablaremos de las hazañas enormes que vieron luz en el período d su califato. Quiero empezar por los primeros momentos en los que ‘Omar fue nombrado califa. En su agonía Abû Bakr consultaba a los Compañeros del profeta con vistas a elegir un califa que le sucediera. Abû Bakr supo de antemano que el mejor califa para los musulmanes que le sustituyera era ‘Omar. Buena prueba de ello son los ahâdîz [dichos] del profeta. Estos ahâdîz no dejan lugar a dudas que ‘Omar era la persona conveniente para asumir el califato después de Abû Bakr.

¿Recordáis el hâdîz del profeta que mencioné antes?:

El profeta entró en la mezquita, mientras sus compañeros sentados en Al-Rawda (Una zona de la mezquita que se llama así porque se considera una parte del paraíso), el profeta dijo : "¿Donde está Abû Bakr?'' Entonces, Abû Bakr vino y se sentó al costado derecho del profeta. Luego el profeta dijo: "¿Donde está ‘Omar?" Cuando vino Omar se sentó al costado izquierdo del profeta. En seguida, el profeta cogió las manos de los dos compañeros (Abû Bakr y ‘Omar, levantándolas y dijo: "De esta manera resucitamos el Día del Levantamiento". Este hâdîz afirma que es normal que ‘Omar asume el califato después de Abû Bakú ¡Qué Al∙lâh esté complacido con ellos!

En otro hâdîz, uno de los compañeros dijo: "Un día cuando estábamos - los compañeros del profeta- sentados junto con él en la mezquita, nos preguntábamos: ¿Quién es el mejor hombre después del mensajero de Al∙lâh? Mientras tanto el profeta estaba escuchándonos sin decir nada ya que él nunca nos imponía su opinión. [Su pregunta era para saber quién asumiría, después del profeta, la responsabilidad de los musulmanes]. Decimos: Abû Bakr, luego ‘Omar. El mensajero de Al∙lâh sonrió y no habló"

El profeta se regocijó por este dicho, al mismo tiempo dejó a sus compañeros la libertad de elección. Está enseñándonos el principio de la libertad de expresión y el de libre albedrío, ya que él nunca impone a los musulmanes su opinión.

En la agonía del profeta, sus compañeros se preguntaban: ¿Quién será el Imam en la salat [es decir quien dirigirá los rezos? El profeta dijo: digan a Abû Bakr que rece con la gente como Imam.

Cuando nuestra señora ‘Âîsha dijo que su padre era un hombre muy delicado y que se rompía en llanto siempre y cuando leía el Corán. Por ello, ella hizo que el señor ‘Omar encabezaba a la gente en el rezo .. Esta situación muestra que si señor Abû Bakr no estaba allí, señor ‘Omar le sucediera.

En el resto de este hâdîz, el profeta estaba enfadado ya que quería que Abû Bakr rezara como Imam con la gente, lo que demuestra el orden de sucesión: Abû Bakr, luego ‘Omar.

Otro hâdîz, el profeta dijo: ""¡Qué buen hombre es Abû Bakr! ¡Qué buen hombre es ‘Omar!".

También, el hâdîz del profeta: ‘Amr Ibnu Al-‘Âs preguntó al profeta: ¿Quién es la persona que más amas, mensajero de Al∙lâh?

El profeta respondió: ‘Âîcha.

Dijo: "No me refiero a las mujeres sino a los hombres"..

El profeta dijo: "Su padre, Abû Bakr".

- Dijo ‘Amr: "¿Y Después de él?

- Respondió: "’Omar Ibnu Al-Jattâb"

Y Así después de la muerte del profeta, que la Paz y los Rezos sean sobre él, Abû Bakr asumió el califato, luego ‘Omar.

El inicio del Califato de ‘Omar Ibnu Al-Jattâb:

Primero, en cuanto al comienzo de asumir el cargo de su Califato y los dichos que recorrían entre la gente, se dijo que durante la vida del profeta Mohammad, ‘Omar estaba firme y se hizo más firme durante el califato de Abû Bakr. ¡Imaginaos esa firmeza durante su califato! Así la gente echó a evitar encontrarse con ‘Omar durante la primera semana de su califato porque tenía mucho miedo de él.

Abû Bakr era cariñoso hasta el punto de que los niños cuando le veían por las calles de la Medina le rodean saltando y aclamando: ¡Padre mío!, ¡padre mío!. Pero cuando ‘Omar asumió el cargo del califato, los hombres se escondían de él. ‘Omar quería quebrar esta barrera de temor que se le separaba de la gente, y aclararles la justificación de esa firmeza con que la gente le conocía.

‘Omar dio un gran discurso impresionante. En verdad este discurso era un hecho destituido entre todo lo que narremos antes sobre ‘Omar por lo que encierra como profundo entendimiento del Islam.

Para tal discurso reunió a la gente diciendo en voz alta: "¡Venid a la oración!, ¡Venid a la oración!."

Cuando todos estaban en la mezquita ‘Omar comenzó el discurso anunciando:

[["!Oh, gente!, Me enteré de que tenéis miedo de mí por eso os pido escuchar lo que os diré: Vivía con el profeta Mohammad, que los Rezos y la Paz de Al·lâh sean sobre él, y era su sirviente y su servidor. Él era el más tierno y el más amable. Así decidí unir mi firmeza con la ternura del profeta y ser su espada lista y firma que sirviera siempre a sus órdenes para esgrimir con ella o dejarla cuando querría. Seguí la misma determinación hasta que murió satisfecho de mi. Después durante el califato de Abû Bakr quien era tan tierno y amable como el mensajero de Al·lâh y me convertí en su siervo y su ayudante.

Decidí entonces mezclar mi fuerza y su suavidad y me dediqué a ser una espada lista y firma que estuviera siempre a sus órdenes para esgrimir con ella o dejarla cuando querría. Seguía así hasta que murió satisfecho de mi. Ahora soy yo quién asumo el cargo de manejar vuestros asuntos, sabed, entonces que mi dureza se atenuó. Sin embargo seré muy duro con los injustos y agresores, de ningún modo les permitiré o toleraré abusar de alguien débil. Os juro por Al∙lâh que si algún injusto tiraniza a algún justo, le pondré la mejilla en el polvo luego pondré el pie sobre su mejilla hasta que devolviera los derechos violados y después pondré mi mejilla en el polvo para la gente devota y religiosa, para que pusiera sus pies sobre mi mejilla por compasión y caridad con ellos.

Prometo cosas ante vosotros: "nunca me apoderaré de vuestro dinero ni para mí ni para mi familia, que os enriqueceré los bienes y os aumentaré los sustentos, que no exageraré en enviaros a incursiones [o batallas] y en caso de hacerlo seré yo como padre para vuestros niños.

Una cuarta cosa que os encargaréis: Si no me mandáis hacer el bien reconocido, ni me prohibís cometer el malo repugnante, ni me aconsejáis, os quejaré a Al∙lâh, Alabado y Ensalzado sea, el Día del Levantamiento]]

A continuación toda la gente presente glorificaron a Al∙lâh y se rompieron en llanto impresionados por este discurso tan emocionante. Así empezó ‘Omar el período de su califato con este gran discurso.

Si pretendemos analizar este discurso, observamos que ‘Omar, que Al·lâh esté complacido con él, reunió todo lo que necesite un gobernador al iniciar el período de su mandato eliminando toda barrera que pudiera separarle de la gente. Infundió seguridad a la gente, le informó de su vida y de cómo estaba pensando, les aclaró sus derechos, que la justicia sería el pilar de su gobierno y que nunca permitiría la injusticia, mezclando, de este modo, la firmeza con la suavidad. Después le determinó cuatro puntos: Primero, no apoderaría de su dinero; segundo, aumentaría sus bienes –esos son dos puntos muy importantes que engloban un entendimiento económico sublime para lograr la prosperidad-; tercero, lo imprescindible es "Al-Ϋhâd" [el esfuerzo realizado por la causa de Al∙lâh.]

¡Observamos cómo era su justicia!

Cualquier gobierno que no sea basado en la justicia terminará tarde o temprano; y dirijo estas palabras a las civilizaciones occidentales que siguen una política de doble rasero, y que cayeran en la decadencia si son injustas.

Las primeras palabras de ‘Omar fueron sobre la justicia, su actitud contra los injustos y agresores, con los fieles y religiosos. Así, la justicia era su principio.

El último punto del discurso: ‘Omar les pidió aconsejarle. Estableció bases y reglas muy decisivas porque tenía miedo – a nivel personal- de esta gran responsabilidad y al fin y al cabo quería entrar en el Paraíso pues si tuviera lugar cualquier fallo o injusticia, el resultado sería privarlo de acceder a este paraíso. Él no sólo pensaba que se trataba de una responsabilidad de la gente sino, era el quien iba a asumir las consecuencias si no cumpliera perfectamente su deber como Al∙lâh le había ordenado.

Por eso pidió a toda la gente aconsejarle, mandarle hacer el bien reconocido y prohibirle cometer el mal repugnante.

Este sentido establecido por ‘Omar, que Al·lâh esté complacido con él, lo regalamos a todos los responsables en la nación islámica…..que cooperen los pueblos y los gobernantes o responsables para que todos entren en el Paraíso.

Ahora echamos un vistazo sobre los logros de ‘Omar Ibnu Al-Jattâb en todos los ámbitos y sus proezas que llevó a cabo para el Islam durante su Califato que duró diez años, seis meses y cuatro días.

Al-Farûq el pionero: nos referimos aquí a las ideas y nociones en las que ‘Omar fue el precursor. Estos datos vienen reflejados en un trabajo de master de un académico. Posteriormente os mencionaré todas las fuentes utilizadas en estos episodios. Trataremos todas las partes e indicaremos lo que realizó ‘Omar, que Al·lâh esté complacido con él.

Primero: La política general:

‘Omar era el primero entre los Califas justos que fue denominado "Príncipe de los creyentes". Esta denominación se refiere a una historia bonita. Cuando murió el mensajero de Al∙lâh, que los Rezos y la Paz de Al·lâh sean sobre él, denominaron a Abû Bakr, que Al·lâh esté complacido con él, el Califa del mensajero de Al·lâh; y cuando Abû Bakr murió la gente se confundió pensando qué pudieren llamar a ‘Omar: no supieron si lo denominaran Califa del Califa del mensajero de Al·lâh y el que llegaría al poder después de Omar lo denominaran Califa del Califa del Califa del mensajero de Al·lâh, lo que resultaría difícil.

Por eso debieron encontrar una denominación ( vemos su respeto a su Califa y el entusiasmo de los musulmanes para llegar a una denominación! ¡Qué buenas conductas tenían!). En este tiempo llegó la delegación de Irak a la Medina pidiendo el permiso para hablar con ‘Omar. Se encontraron con ‘Amr Ibnu Al-‘Aâs y uno de ellos le dijo: "Pídenos el permiso para hablar con el Príncipe de los creyentes."

Le preguntó ‘Amr: "¿con quién?"

Le contestó: " Príncipe de los creyentes, ‘Omar es nuestro Príncipe, ¿no?"

‘Amr dijo: "Sí."

Le dijo: " Somos los creyentes, ¿no?"

Contestó ‘Amr: " Sí."

Entonces dijo: " Pues es el Príncipe de los creyentes."

Entró ‘Amr la habitación de ‘Omar y le saludó: " La paz sea sobre ti, Príncipe de los creyentes." Cuando ‘Omar lo miró sorprendido, añadió: " Eres nuestro Príncipe y somos los creyentes, ¿no?"

De hecho se le dio el título de "Príncipe de los creyentes" y ‘Omar era el primero entre los Califas justos en recibir tal título.

Segundo: El primero en fechar con el calendario islámico de la Hégira [emigración del profeta de Meca a Medina]:

De aquí se puede observar el sobresalir de ‘Omar en el ámbito administrativo. Como recibía las cartas sin fechas y quería organizar este proceso, decidió poner una fecha. Le sugirieron utilizar la fecha románica pero él les dijo: "No quiero que usemos una fecha de otros en nuestros asuntos como musulmanes." (Aquí se puede notar su orgullo de ser musulmán.)

Le sugirieron: " La fecha persa."

Les contestó: " No."

Le dijeron: " ¡Elige tu la fecha!" (¿Qué fecha elegirías en su lugar?)

Le propusieron: " La fecha del nacimiento del Profeta Mohammad."

Les dijo: " No."

Le surgieron: " El año del elefante."

Les contestó: "Tampoco."

Le dijeron: " Al-Isrâ` y Al M’irâÿ"*

* Al-Isrâ` y Al M’irâÿ es el viaje nocturno del Profeta Mohammad ( que los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él) desde la Meca a Jerusalén y su posterior ascensión a los siete cielos.

Les dijo: " La hégira." [ La emigración del profeta de Meca a Medina]

Eligió la hégira porque la consideró el inicio de la construcción del País islámico, lo que refleja la profundidad de su punto de vista y de su perspectiva.

Tercero: El primero en hacer nocturna vigilia de control en persona:

Era el primer gobernador en la Historia de la humanidad que paseaba por la noche en la ciudad para asegurarse por los estados de la gente. Casi nadie lo ha hecho regularmente después de él (no sé si alguien ha hecho lo mismo). Es que no podemos imaginar su clemencia, su preocupación y sus celos por el Islam.

¿Existe alguien, no solo de los gobernadores sino también de nosotros, como ‘Omar que sea tan preocupado por la gente? ¿Alguien que salga por la noche para asegurarse de los huérfanos, los pobres o los expósitos?

Respecto a este asunto, hay muchas historias que contienen posturas magnificas y muchos acontecimientos, que mencionaremos después. Como era un sobresaliente administrador, cuando pasaba por la noche por una casa cuyos habitantes confrontaron con algunos problemas, hacía señal con una tiza para poder volver el día siguiente por la mañana y resolver sus problemas sin molestar a esta gente por la noche.

De las historias más famosas se destaca la de la chica y su madre que eran vendedoras de leche. ‘Omar decretó unas leyes firmes, entre ellas estaba la que prohibía mezclar la leche con el agua, que esto se considera falsificación. Al pasar por la casa de las dos vendedoras de leche, ‘Omar oyó la conversación entre ellas. La madre pidió a su hija que mezclara el agua con la leche. La chica le contestó: "El príncipe de los creyentes, ‘Omar Ebn Al Jatâb, prohibía eso, ¿no?"

La madre le dijo: "Pero ‘Omar no nos ve."

La hija le contestó: "Pero Al∙lâh nos ve."

‘Omar se maravilló de su conversación y puso una señal sobre su casa. Volvió a casa y comentó a sus hijos lo que pasó, que le gustó esta chica sin que la viera, y quería casar a uno de sus hijos con esta chica por su rectitud y su miedo de Al∙lâh, y que si se negaran él mismo se casaría con ella. Su hijo ‘Âsem se casó con esta chica. Aquí se puede notar su modestia en el hecho del casamiento de su hijo con una vendedora de leche mientras él era el príncipe de los creyentes. La voluntad de Al∙lâh, Bendito y Enaltecido sea, quería que de la descendencia de esta chica salga ‘Omar Ibnu ‘Abd El ‘Azîz, el quinto Califa ejemplar cuyo gran abuelo era ‘Omar Ebn Al Jatâb.

Cuarto: El primero en celebrar conferencias anuales para juzgar a los líderes y los gobernadores y oír sus puntos de vista:

Naturalmente, ‘Omar daba a cada gobernador y cada líder unas propias responsabilidades para llevarlas a cabo. En cada peregrinación, en el sitio de Mena, ‘Omar se encontraba con estos gobernadores. Como era un hombre inteligente, ‘Omar elegía este tiempo del año porque estaban en los extremos de su religiosidad. Se convoca esta conferencia empezando por oír sus opiniones y juzgarlos, además de asegurarse de sus noticias y sus cultos.

Quinto: El primero en utilizar un pequeño palo para disciplinar a la gente:

Andaba en las calles con este palo pequeño puesto sobre su hombro, y cuando encontró un fallo, pegó a quien había fallado con el propósito de disciplinarlo y no dañarlo. Los compañeros del profeta siempre decían unas bonitas palabras: "Juramos que el palo de ‘Omar es más grande que sus espadas y la gente tiene mucho miedo de él más que de sus espadas." No era el palo que daba a ‘Omar, que Al·lâh esté complacido con él, el respeto de la gente sino que este palo tuvo su valor por estar en la mano de Omar.

Sexto: El primero en urbanizar las ciudades:

Ordenó por primera vez las ciudades, determinando unos lugares específicos para los hospitales en vez de los pabellones utilizados en aquel tiempo. Para determinar el sitio más adecuado para el hospital utilizaban unas piezas de carne que las ponían en distintos lugares y comprobaban la última pieza en pudrirse y el lugar de esta pieza era el idóneo y el más sanitario para su identificación.

Nuestro señor ‘Omar era quien trazó la ciudad de Al Kûfa y determinó el lugar de la mezquita en el centro de la ciudad. Ordenó a algunos lanzadores que tiraran unas flechas del mismo lugar hacia distintos lugares que serían las fronteras de la ciudad; y el sitio de donde lanzaron las flechas sería el centro de la ciudad donde constituiría la mezquita. Así trazó las ciudades de Al Kûfa, Al Basora y Al Fostat en Egipto.

Séptimo: El primero en trazar y aplanar los caminos:

Elegía los caminos que unían entre los países islámicos para aplanarlos. No los pavimentaba sino insistía en acabar con las grandes colinas y allanar el camino para la gente. Siempre decía unas palabras muy conocidas: "Si una mula se caiga en Irak, Al∙lâh me lo preguntará en el Día del Levantamiento: "¿Por qué no le allanaste el camino, ‘Omar?"

Podemos notar el conocimiento de este gran Califa y su cuidado tanto por la gente como por los animales. Una vez quiso comer pescado y su siervo llamado Yarfa` quiso traérselo a su amo.

Montó su mula, fue a comprar pescado de la ciudad que era a distancia de dos días lejos del mar, lo compró y regresó.

Cuando ‘Omar lo vio, notó que la mula era totalmente extenuada. Le dijo a su siervo: "Fuiste en dos días y volviste en otros dos por un deseo de ‘Omar. ¿Torturaste la mula por el deseo de ‘Omar?

Te juro que nunca me como este pescado para que Al∙lâh no me hiciera rendirse cuentas por la mula el Día del Levantamiento."

¡¿Hay un hombre tan grande como ‘Omar?!

Estos son algunas de sus logros en el ámbito político y administrativo.

Los cultos:

Primero: El primero en unir a los orantes en los rezos nocturnos del mes de Ramadân "Tarâûih":

El profeta Mohammad rezó los rezos nocturnos de Ramadân en la primera noche del mes. En la segunda noche los orantes se aumentaron aunque el mensajero no les mencionó que les uniría en los rezos nocturnos de Ramadân pero rezó con ellos por la noche. Cuando las noticias de estos rezos fueron anunciadas en Al Medina, los orantes iban aumentándose cada noche más. En la sexta noche, el profeta no salió a rezar para que los musulmanes no consideren los rezos nocturnos de Ramadân obligatorios. Pensó que si siguiera practicándolas a menudo se les tomara la gente por obligatorias, algo que no quería hacerlo para los musulmanes.

Durante el Califato de Abû Bakr, algunos musulmanes rezaban las oraciones nocturnos de Ramadân en grupos de cuatro o cinco personas en la mezquita y otros las rezaban en casa. Hasta que asumió ‘Omar el poder y ordenó la reunión de los musulmanes en los rezos nocturnos de Ramadân.

Algunos pueden pensar que estas oraciones son un tipo de innovación pero estás tienen su origen en los hechos del profeta, mientras las innovaciones carecen de origen en la Ley de Al∙lâh. Nuestro señor ‘Omar concibió porqué el profeta no optó por rezar estas oraciones en la mezquita.

Hay algunos que siguen ciertas órdenes y dejan otras mientras que deben englobarlas todas.

En verdad, esto no es nuestro asunto pero es el de los científicos. El mensajero de Al∙lâh empezó estos rezos en la mezquita pero los dejó pronto para que los musulmanes no los consideren obligatorios.

Ahora, después de completar la religión con la muerte del mensajero, no habrá más obligaciones. Así pues ‘Omar pensó obligar las oraciones nocturnas de Ramadân con el objetivo de unir a toda la gente en ellas, porque supo su dulzura gracias a las distintas dimensiones de su pensamiento.

Segundo: Unir a la gente en cuatro "Takbirât" acto de decir "Al∙lâh es El Más Grande" en la oración de fúnebre:

El profeta, que los Rezos y la Paz de Al·lâh sean sobre él, rezaba salat al ÿanâza [oración de fúnebre] a veces con cuatro Takbirât, acto de decir "Al∙lâh es Grande", otras veces con cinco Takbirât y otras con seis, como lo sucedido con Sa'd Ibnu Mo’âz. Pero la mayoría de las veces las hizo con cuatro Takbirât. Por ello ‘Omar se puso de acuerdo con toda la gente de rezarlas con cuatro Takbirât.

Tercero: El primero en ampliar la Mezquita del Profeta:

‘Omar pidió a Al-‘Abbâs, tío del mensajero de Al∙lâh, que le diera su casa para ampliar la Mezquita del Profeta, pero Al-‘Abbâs rechazó esta solicitud. ‘Omar insistió en su petición incluso utilizar la fuerza, si es necesario. Al-‘Abbâs insistió y dijo a ‘Omar: "Ésta es mi propiedad." ‘Omar le explicó que la mezquita ya se hizo pequeña para los orantes. Al-Abbâs le dijo: "No la tomes. Lo juro por Al∙lâh. Es mi casa."

‘Omar le contestó: "La tomaré."

Al-‘Abbâs le dijo: "Te quejaré a Alî Ibnu Abî Taleb (Era el juez en esta época)."

Alî, que Al·lâh esté complacido con él, dijo a ‘Omar: "Príncipe de los creyentes, no podrás hacer esto porque está en su libre albedrío."

‘Omar dijo: "Le daré dinero a cambio."

Al-‘Abbâs dijo: "No quiero dinero."

En esta situación se demuestra la relevancia que tiene la protección de las propiedades personales en el Islam.

Así ‘Omar obedeció el juicio. Y en aquel momento Al-‘Abbâs le dijo:" Ahora te la doy. Solamente he hecho esto para glorificar la santidad de las leyes de la religión."

Como si quisiera enseñar a la gente conservar los derechos y las propiedades personales para que luego sirviera de una regla para la humanidad.

Cuarto: El primero en conceder premios a los que memorizan Al-Qorâ`n:

Quinto: El primero en retrasar Moqâm Ibrâhîm [es el sitio desde el que profeta Abraham se dirigió la edificación de la Ka’ba]:

Aquí se debe aclarar que el Moqâm Ibrâhîm no es la tumba del profeta Abraham sino la roca donde solía estar de pie durante la construcción de la Mezquita Sagrada. Sus pies se pegaron a las piedras y dejaron estas huellas.)

Cuando los musulmanes circulaban alrededor de la Ka'ba encontraban dificultad por la estrechez del lugar a cause de la cercanía del Moqâm a la Ka'ba. Por eso ‘Omar decidió retrasar el Moqâm unas yardas.

Todo esto refleja la sabiduría de ‘Omar, ya que facilitar los asuntos es el origen en el Islam.

Sexto: El primero en consultar respecto a la elección del califa de un grupo de candidatos que no excedía siete

Todo esto en el campo de la adoración

En los campos de las relaciones públicas e internacionales con las otras naciones:

Primero: ‘Omar era el primero en expulsar los judíos de la península árabe

Dijo: "No se reúne en la península árabe dos religiones" En verdad, la existencia de los judíos en la península árabe afectaba a los musulmanes y eso a causa de las conspiraciones que los judíos, habitantes de Jaîber, empezaron a enredar como era su costumbre.

Después de la victoriosa entrada del profeta (SAAWS) a Jaîber y después de haber pactado con el profeta, que los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, dividir las cosechas en dos mitades, y entregar una mitad a los musulmanes.

El profeta mandaba a ‘Abd El Rahmân Ibnu ‘Aûf a Jaîber para contar los recursos con fin de dividirlos entre los judíos y los musulmanes.

Cuando ‘Omar se encargó de Califa, ‘Abd El Rahmân Ibnu ‘Aûf se dirigió a Jaîber para dividir las cosechas de agricultura, entonces se le encontró uno de los magnos judíos y le dijo:

"¿Qué te parece ofrecerte algo mejor, ‘Abd El Rahmân?

Dijo ‘Abd El Rahmân: ¿Qué es eso?

Dijo el judío: Tomate el cuarto a condición de que nosotros tonemos una parte mayor del medio y damos a ‘Omar el resto.

‘Abd El Rahmân Ibnu ‘Aûf no respondió, sino se descalzó el zapato y le pegó al judío con el zapato sobre la cabeza, después dijo: "!Me sobornas para traicionar a ‘Omar Ibnu Al-Jattâb, al mensajero de Al∙lâh y a Al∙lâh! No merezcas nada más que un zapateo en la cara..

Luego Abd El Rahmân Ibnu ‘Aûf regresó y narró a ‘Omar lo que pasó.

‘Omar le dijo: "Por Al∙lâh, bendita sea la mano que zapateó a ese hombre".

Luego se expulsó a los judíos de la península árabe definitivamente.

Segundo: Aplicar Ϋazyah [un tipo de impuestos] sobre la gente de las Escrituras:

Eso sucedió por la primera vez en su época; el objetivo era para protegerles en lugar de ser soldados en el ejército de los musulmanes.

Cabe mencionar que los impuestos son menos que el azaque (Un porcentaje obligatorio sobre los bienes que el musulmán posee y que debe pagar obligatoriamente según la Ley Islámica a los pobres y a los necesitados).

En verdad eso no era una discriminación religiosa como lo exponen algunos, todo lo que hizo ‘Omar tiene su origen en la Tradición del profeta (SAAWS), pero él hizo algo modernizado cobrando este tipo de impuestos de la gente de las Escrituras en categorías según el nivel de vivienda de cada uno.

Tercero: Anuló cobrar Ϋazyah [un tipo de impuestos] de los pobres y viejos de la gente de las Escrituras:

A este respecto hay una narración muy bonita.

Una vez, cuando ‘Omar caminaba por la ciudad, vio a un judío mendigando.

‘Omar le preguntó ¿Por qué mendigas?

El viejo dijo: "Soy judío e intento recaudar dinero para poder pagar el tributo de (Ÿiziah).

‘Omar le respondió cariñosamente: "Te hemos hecho pagar el tributo cuando eras joven, y ahora te obligamos a limosnear cuando eres viejo... No, por Al∙lâh que te daremos el dinero de

Baît Al-mâl (Casa de moneda de los musulmanes)."

¡Devolvedle el Ϋazyah que pagó!

Cuarto: Dictó a los jueces de las ciudades devolver todos los impuestos de Ϋazyah que habían recaudado de los pobres, débiles o viejos de la gente de la Escritura.

Además fijó salarios para los pobres de la gente de la Escritura que les pagaba la Casa de la Moneda de los musulmanes.

Lo que bien demuestra que no había ninguna discriminación religiosa en la época de ‘Omar.

Hoy en día hay gente que pregunta si está permitido dar el dinero del azaque o parte de ello a los pobres de los no-musulmánes. En verdad ‘Omar lo hizo, pero yo no puedo decidir una cosa como tal y a este respecto debemos preguntarlo a los Ulemas dedicados en emitir las fetuas

Quinto: Ordenó la no destrucción de ninguna iglesia en todos los países islámicos:

Cuando fue a Jerusalén y le pidieron que rezara dentro de la iglesia se negó, y dijo: "Temo que si se muere ‘Omar, la gente dirá: aquí rezó ‘Omar y entonces destruirá la iglesia y en su lugar construirá una mezquita. No. Rece ‘Omar, por el camino y quede la iglesia como es.

¡Observaos el respeto hacia las religiones!

Verdad que las otras religiones no vivieron en paz salvo bajo el gobierno Islámico, y sólo sufrieron la persecución cuando se ausentara el gobierno islámico.

Consultad a los académicos y a los historiadores, para comprobar que todas las religiones sólo vivieron en paz bajo el gobierno islámico, especialmente en el periodo de ‘Omar Ibnu Al-Jâtab, que Al∙lâh esté complacido con él.

En el campo de las estrategias de guerra:

Era el primero en:

- Establecer campamentos fijos en Damasco, Palestina y Jordania.

- Ordenar el servicio militar obligatorio.

- Establecer unidades militares por las fronteras.

- Determinar un plazo máximo de la ausencia de los soldados lejos de sus esposas.

Ocurrió que ‘Omar en una de sus vigilancias nocturnas que efectuaba para enterarse de la situación de la gente escuchó a una mujer que se hablaba de su anhelo de ver a su marido que estaba ausente. Por eso ordenó ‘Omar que no se ausentara ningún soldado o hombre, que salía para Ϋihad[3] o la lucha, de la casa y dejar a su mujer más de cuatro meses

- Crear un ejército de reservas regulares. Y para ello reunió treinta mil caballos (como los tanques en nuestros días).

- Ordenar a sus líderes presentarle informes detallados sobre los soldados.

Mandó una carta a nuestro señor Sa'd Ebu Abî Wakkâs, diciéndole: "Escríbame como si estuviera viéndoos. Escríbame de vuestras condiciones, de las condiciones de los enemigos, y de los actos de adoración que practicaban los soldados (‘Omar conocía que sólo se logra el triunfo por mérito de los actos de adoración).

- Escribir en registros los salarios y nombres de los soldados.

- Fijar salarios a los soldados.

- Asignar médicos, traductores, jueces y guías para el ejército.

- Establecer un departamento para el suministro del ejercito (los alimentos)

En el ámbito de la política general:

Era el primero en:

- Establecer lo que se llamaba (Dawâwîn) [Igual que las oficinas administrativas]

- Estableció una casa para el suministro de la harina (Igual que el ministerio de suministro en nuestro tiempo).

- Establecer los Awqâf (el ministerio de legados píos inalienables).

- Contar los bienes de sus empleados, funcionarios y hijos y les pidió presentar estados de cuenta.

- Establecer una casa para guardar los bienes de los musulmanes [Igual que el ministerio de Hacienda]

- Emitir monedas metales y fijar sus pesos.

- Cobrar azaque sobre la posesión de caballos.

Merece mencionar que no había este tipo de azaque en la época del profeta, que los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, pero en la época de ‘Omar, se convirtió en un comercio y normalmente por eso validaría cobrar azaque sobre el comercio de caballos.

¡Veamos su visión profunda!

- En fijar un importe de dinero mensual para los pobres y los necesitados:

Es decir que cada persona cobraba un sueldo anual fijo para que nadie mendigara.

Eso demuestra que el país era rico en la época de ‘Omar. Así ‘Omar cumplió con la promesa prometida en su primer discurso de que esforzara para aumentar las riquezas del pueblo. ¡Quién puede imaginar todo este éxito!

- Ordenar que se pagara los gastos del expósito por la Casa de Moneda de los musulmanes; Nosotros no hemos oído sobre los establecimientos que se cuidan de los expósitos excepto en el siglo veinte, ¿Vemos cómo era ‘Omar el pionero en aquel ámbito?

- Medir las áreas de las tierras y registrarlas: Trajo un palo que midió un brazo, y la selló en los dos extremos con su sella, luego ordenó medir las tierras. Y se midieron unos 32 millones brazos (con la medida ‘Omarî) las tierras cultivables. Esta medida de brazo se denominó por la medida ‘Omarî (en referencia a su nombre). Y Seguían utilizarla durante cien años después.

- En redistribuir los alimentos entre los países suministrando así las zonas necesitadas.

- En dedicar una casa para recibir los huéspedes (Casa de Hospitalidad).

- Estableció hosterías para la gente a lo largo del camino que enlazaba entre los países. Narraron que todos los que visitaban dichos hosterías, encontraba frutas, zumos, pasas, alimentos y lugares para pernoctar (motel).

- En prestar el dinero excedente en la Casa de Moneda a quien quería comerciar.

Aquel que quería comerciar podía obtener préstamo del dinero excedente. La primera persona que tomó préstamo era una mujer que se llamaba "Hind Bentu ‘Otba", es la misma Hind quien había matado a Hamza (tío del profeta), pero era antes de su conversión al Islam. Y porque era una musulmana cumplidora, ‘Omar aceptó prestarla dinero de la Casa de Monedas cuando le pidió un préstamo para comerciar y le dijo: "Efectivamente, te prestaré de la Casa de Moneda".

Vemos su actitud hacia la mujer, y es él mismo quien había enterrado niñas antes del Islam.

- En prohibir la monopolización de los alimentos.

- Es el primero en dedicar lugares especiales para criar a camellos y cabras.

Las conquistas militares en su época:

Continuó la lucha que inició Abû Bakr para conquistar Irak y la zona de El-Sham [Siria, Damascos, Líbano, Palestina] y consiguió conquistarlos todos.

Conquistó Jerusalén y recibió las llaves de la mezquita de Al-Aqsa, y luego llegó a Azerbaiján.

Todo esto sucedió durante el periodo de su califato que duró diez años, seis meses y cuatro días.

¡Nuestra vida carecería de significado si no realizamos nada para nuestra sociedad y religión!

Es de lamentar, ver todas las proezas de ‘Omar y nosotros quedamos con las manos cruzadas sin hacer nada…Y el peor es el ejemplo de aquella persona que se avergüenza de su Islam y imite al occidente.

Pertenezcamos al Islam, seamos orgullosos con nuestra Historia e imitamos a ‘Omar Ibnu Al-Jattâb

En el próximo episodio hablaremos de la justicia y la misericordia de ‘Omar.

Que la Paz, la Misericordia y la Bendición de Al·lâh sean con vosotros.


[1] (SAAWS): Sal·lâ Al·lâhu ‘Alayhi Wa Sal·lam: Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que es explicada por los ulemas como sigue:

Sal·lâ Al·lâhu ‘Alayhi: significa que le Cubre con Su MisericordiaEl motivo de traducirlo literalmente es porque estas palabras son repetidas por los musulmanes de todo el mundo, siguiendo el precepto divino de decir esta expresión siempre que se mencione al Profeta, en la llamada a la oración (Al Âdhân) o en cualquier circunstancia, como veneración concedida por Al·lâh a Su último Mensajero, que ha sido enviado a toda la humanidad. Wa sal·lam: significa: y Derrame Su Paz sobre él.significa: y Derrame Su Paz sobre él.

[2] Al∙lâh= significa Dios. Es el Nombre Más Grande que ostenta el Único Creador que posee todos los atributos propios de la divinidad, tal como fue revelado en el Qor´ân.

[3] Ϋihad: es todo esfuerzo ejercido para conseguir la complacencia de Al∙lâh. Existe varios tipos de Ϋihad, como el Ϋihad con el dinero, el Ϋihad contra las pasiones del alma, y Ϋihad con el alma es decir luchando en la guerra por la causa de Al∙lâh .

 

 

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.