Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

  

Los misterios del Corán

Dr. Zaghlûl An-Naÿÿâr

 

1. BOTÁNICA:

B. ((Que repare el hombre en su alimento)). TSQ,[1] Surat Ábasa (Frunció el ceño); áyat 24.

Esta generosa áyat (aleya) está en el principio de la segunda mitad de la sura de Abasa (Frunció el ceño) y fue revelada en la Meca, y el número de sus aleyas es cuarenta y dos después de decir "En el nombre de Al∙lâh([2]), el Todo Misericordioso, el Misericordioso."

Su eje principal gira en torno de un mayor valor islámico, de modo que la distinción entre la gente se basa en el temor de Al∙lâh , sin tener en cuenta su parentesco, su estatus económico, su clase social, su poder, su autoridad, su edad ni el color de su piel ni su raza. Es un valor que Al∙lâh (Enaltecido sea) ha querido implantar en los corazones y las mentes de los musulmanes, y lo aclaró con un acontecimiento que le sucedió al Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, en la Meca, mientras estaba ocupado en convencer a un grupo de jefes de Quraysh acerca de la religión final de Al∙lâh ,y haber dado la espalda a un compañero ciego, de los primeros musulmanes, que vino a preguntar sobre un asunto de la religión. Por eso Al∙lâh (Enaltecido sea) empieza esa bendita sura con un reproche a su Mensajero y último Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, para afirmar la verdad que es citada en otro punto de su libro sagrado diciendo (glorificado sea ): ((Y en verdad que el más noble de vosotros ante Al∙lâh es el que más Le teme)). Surat Al-Huyurat (Los aposentos secretos); áyat 13.

Y para confirmar este valor islámico, sin el cual las sociedades humanas no podrían ser justas, Al∙lâh (Glorificado y Enaltecido sea) hizo descender desde el séptimo cielo este fuerte reproche al más querido de sus criaturas, y el más cercano a su beneplácito, para que este valor eminente quede como ejemplo para las sociedades humanas si quieren vivir según el camino de Al∙lâh , y realizar su mensaje en esta vida .Y por eso este reproche ha sido conservado en el Sagrado Libro de Al∙lâh , que será leído hasta el Día del Juicio Final, para recordar a la gente este valor humano que los musulmanes deben seguir en sus comunidades generalmente y en su camino de predicación de Al∙lâh especialmente.

Esta generosa sura trata de la ingratitud del hombre hacia su Creador ( Glorificado y Enaltecido sea), y le recuerda su origen y su procedencia, y que Al∙lâh le preparó y le facilitó todos los caminos ante él. También le recuerda que el final de su vida mundana es la muerte, la tumba y mas tarde su resurrección para encontrarse con su recompensa El Día del Juicio. A pesar de eso el hombre no obedece los mandatos de Al∙lâh ni los ejecuta.

Las aleyas responden a este desagradecimiento del hombre exponiendo un número de muestras del poder admirable de Al∙lâh en la creación del hombre, y la preparación de su comida y la comida de su ganado. Por otra parte, le recuerda el Más Allá y sus terrores y apuros exponiendo unas de sus escenas, con la representación de la reacción de las criaturas que se dividirán en: Creyentes radiantes de esperanza y alegría; y ateos desdichados e infelices.

Esta sura empieza con una referencia al acontecimiento del honorable compañero del Profeta, Abdullah Amr ben Kais, conocido por Ibn Umm Maktum. En Meca antes de la Hégira, este hombre era ciego, pero de abierto discernimiento, por lo cual se apresuró a aceptar el Islam como religión, y un día fue al Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, para preguntarle sobre un asunto de la religión. Mientras el Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, estaba ocupado en discutir con unos de los jefes de Quraysh y invitarlos a la religión de Al∙lâh , con la esperanza de que Al∙lâh les utilice en elevar esta religión, despues de haber sido enemigos y hostiles al Islam. Y en medio de esta situación, Ibn Umm Maktum estaba persistiendo en su pregunta, y el Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él deseaba que Ibn Umm Maktum esperara un poco para poder llegar a una convención con estos notables de Quraysh. Pero el compañero seguía persistiendo en preguntar, por eso el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, frunció el ceño, y se apartó de él. Entonces Al∙lâh (Glorificado y Enaltecido sea) reveló esta sura bendita, reprochando al Profeta fuertemente, al principio en tercera persona y después el discurso se dirigió hacia él directamente diciendo (Glorificado sea): ((Frunció el ceño y se apartó, porque vino a él el ciego. ¿Pero quién sabe?, tal vez se purifique, o recuerde y le beneficie el Recuerdo. Al que es rico, le dedicas atención; cuando no es responsabilidad tuya que se purifique. Mientras quien viene a ti con afán, y es temeroso, te despreocupas de él. ¡Pero no!. Es un Recuerdo. Así pues, quien quiera que recuerde. Contenido en páginas veneradas, elevadas, purificadas, por manos de mediadores, nobles y virtuosos.)). Surat Ábasa (Frunció el ceño); áyát:1-16.

Después del descenso de estas aleyas, el Mensajero de Al∙lâh (SAAWS) [3], Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, honraba a Ibn Umm Maktum cada vez que le veía. De esto que este compañero fue elegido por el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, como representante de El en al-Medina dos veces y era de los primeros emigrantes a ella, y murió mártir en la batalla de Al-kadesiya (Al∙lâh , Enaltecido sea, esté complacido con él). También se cita que el Mensajero después de esta situación nunca frunció el ceño ante cualquier pobre, ni se esmeró en cualquier rico. Lo mismo Sufian Alzauri (Al∙lâh esté complacido con él) nos relató que los pobres eran como príncipes en el consejo del Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él.

Y de las lecciones aprovechadas de este acontecimiento; es que cuando se predica a la religión de Al∙lâh no hay que dar especial trato a una persona más que a otra. Solamente Al∙lâh sabe dónde oculta la bondad, por lo tanto, invitar a esta religión debe ser para toda la gente sin tener en cuenta sus relaciones, raza, edad, su sabiduría, sus conocimientos técnicos o su poder económico, sus clases sociales, ni otras diferencias de clase, porque el Islam no las sostiene y Al∙lâh no las acepta como base de preferencia entre sus criaturas.

La publicación del Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, de ese fuerte reproche divino a su generosa personalidad, es la evidencia más clara de su verdadera profecía y la nobleza de su mensaje, además de la perfección de su adoración a Al∙lâh , el Creador. Ya que no hay quien pueda resaltar este reproche salvo un Profeta generoso, quien sabe los derechos de su Dios y la santidad de la revelación que le viene con las perfectas palabras de Al∙lâh , las que carecen de la omisión o la adición o las otras interferencias humanas. Así como el anuncio de esta decisión divina ante los líderes de Quraysh, cuando los musulmanes eran una minoría débil en Meca, dentro de un ambiente primitivo lleno de ciegos fanatismos y lo juzgaban las tradiciones injustas, dentro de todo esto esta la muestra más grande de que este Profeta y el último Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, estaba unido con la revelación divina y fue enseñado por el Creador de los cielos y la tierra, y sostenido con el apoyo de Quien no se puede derrotar.

Las aleyas continúan afirmando esta decisión divina como recordatorio de parte de Al∙lâh (Enaltecido sea) para quien quiera recordar. Especialmente, que este recuerdo está registrado en las páginas del Sagrado Qura΄an, y son páginas veneradas por Al∙lâh , sublimes, exentas de todo defecto por la dignificación que Al∙lâh les dio, y por su conservación. Las aleyas indican que estas páginas son exentas de cualquier interferencia o mala interpretación humana o intenciones de falsificar ((en manos de mediadores, nobles y virtuosos.)) Es decir, los ángeles que llevaron el gran Qura΄an al último de los profetas y mensajeros Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él.

Si las sociedades islámicas vivieran bajo estos criterios divinos que prefieren la gente de la virtud y el temor a Al∙lâh , a la gente de la corrupción, engaño, voracidad, codicia, malicia, demanda de la vida y el olvido del Otro Día, la gente que trepa para llegar a las posiciones de autoridad y chantajear a los demás, robar las sociedades, humillar a la gente, y tiranizarla…Si los criterios del cielo fueran por encima de los de la tierra, entonces las sociedades humanas serian más felices y harían a la gente más feliz. Pero cuando las situaciones se invierten y las balanzas se convierten y los criterios de la tierra van por encima de los del cielo…Entonces los valores se confunden, los conceptos se perturban, y la mala gente predomina. Habla la gente insolente, el mentiroso es el sincero y viceversa, el traidor es el leal y viceversa. Por lo tanto, las sociedades humanas son desdichadas y engendran desdichas.

Luego las aleyas siguen sorprendiéndonos sarcásticamente de la situación de la persona atea, quien desatiende la necesidad de la fe en Dios, y rechaza ser guiado, y se ve por encima de su mensaje y no se somete a su grandeza con la obediencia y la adoración debidas. Por eso estas aleyas le recuerdan su origen y su procedencia, y su debilidad en el principio de su creación, su necesidad de Al∙lâh en las diversas etapas de su desarrollo y en todos los momentos de su vida. Al∙lâh (Enaltecido sea) dio al hombre muchos talentos y capacidades, y le facilitó todos los caminos de la vida y de la orientación perfecta, mientras que el hombre está desatendiendo completamente todo eso, y no cumple los derechos de Al∙lâh , además de no desempeñar su papel en la tierra como lo determina el Creador. ¡Qué ingrato es con las gracias de Al∙lâh , y que desagradecido es con las bondades que le ha dado!

Y para expresar esa situación, Al∙lâh dice:(( ¡Que muera el hombre! ¡Qué ingrato es!)). Surtat Ábasa; áyat 17. Y la expresión "Que muera" aquí es una maldición sobre el ateo ingrato, y el enfado de Al∙lâh con él en la vida, y el sufrimiento y la humillación en la Otra vida, pues por más que viva una persona, su fin es la muerte y la tumba, y la tumba será un jardín de los jardines del Paraíso o un hoyo de los hoyos del Infierno.

Y tal como empezó la creación así será el Día de la Resurrección, que el Elegido Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, lo describió diciendo: "Entre los dos soplos hay cuarenta…luego Al∙lâh hace descender agua del cielo, entonces la gente brota como las hortalizas, y todo en el hombre se descompone menos un sólo hueso, es el último hueso de la espalda (el cóccix), y de este hueso los cuerpos de las criaturas renacen el Día de la Resurrección.

Por lo tanto, el destino del hombre está en las manos de su Creador desde el momento de ser un diminuto esperma hasta su salida del vientre de su madre como niño, pasando por todas las etapas de su vida hasta la muerte. Al∙lâh crea al hombre de la espina de su padre cuando quiere, le hace venir al mundo cuando y donde desea, y hace terminar su vida cuando quiera, y le hará permanecer en su tumba hasta que Él quiera. Y cuando sea el Día del Juicio le resucitará del polvo como quiera; Luego vendrá el día del cómputo y el castigo o la recompensa, donde habrá un grupo en el Paraíso y otro en el Infierno, en los dos casos la vida es eterna tanto en el Paraíso como en el Infierno como dijo el Sincero y el Veraz Los Rezos y la Paz sean sobre Él.

Por eso el hombre prudente debe prepararse para el día de su cómputo y esforzarse para salvarse a sí mismo de los terrores de este día. Puesto que la vida no es para el juego y la travesura y el hombre no puede pasarla en vano, sino tiene en la vida un mensaje de doble cara: La adoración de Al∙lâh -Enaltecido sea-,como Él mandó, y cumplir sus obligaciones como representante en la tierra a fin de edificarla y urbanizarla, y realizar la justicia de Al∙lâh en ella. Pero la gente en su mayoría no comprende esta verdad, por eso consume su vida y vive en desatención de la verdad, hasta que termina su existencia, entonces se sorprende cuando viene el momento del cómputo ¡Y qué desdichado es ese momento!.

Por eso, nuestro Dios dijo: (( ¡Que muera el hombre! ¡Qué ingrato es!)). Surta Ábasa; áyat 17.

Y Al∙lâh corona esta aleya con un interrogante mediante el cual rechaza y reprocha al hombre incrédulo, es decir, ¿cuál es el motivo de esta falta de creencia en Al∙lâh ?. Oh, ¡Que desagradecido es con las bondades que Dios le dio!. La forma en los dos casos incluye asombro de esa fuerte falta de f e,asegurando que es digno de serle aplicados los más fuertes castigos y torturas. Así que las aleyas siguen con el dicho de la Verdad: ((¡Pero no! No ha cumplido lo que El le ordenó)). Surat Abasa; áyat 23.

La palabra "Pero no" aquí significa "de veras'' que el hombre no hizo lo que Dios le mandó, por eso es digno de ser torturado con lo que Al∙lâh (Enaltecido sea) le previno a través de los Profetas y Mensajeros.

Después el contexto pasa a exponer uno de los grandes milagros de Al∙lâh en su creación :Es la preparación de comida adecuada, suficiente y necesaria para cada ser humano sobre la tierra, incluso el hombre y su ganado .Ahí, las aleyas llaman la atención del hombre desagradecido hacia esa verdad, diciendo la Verdad (Glorificado y Enaltecido sea): ((Que repare el hombre en su alimento. Es cierto que hacemos que caiga agua en forma de precipitaciones, y seguidamente hendimos la tierra en surcos, y hacemos que en ella broten granos, viñedos y hierbas comestibles, olivos y palmeras, frondosos vergeles, frutas y pastos. Como disfrute para vosotros y vuestros rebaños.)). Sura Ábasa; áyát 24-32.

La orden "que repare" aquí no significa solamente la mirada con los ojos sino también fijarse para considerar y esto porque la comida es una necesidad para vivir y un requisito indispensable. El hombre no puede pretender de que él participó en el ciclo del agua, el cual nadie genera ni mueve salvo Al∙lâh con su ciencia, su sabiduría y su poder. En lo mismo, el Elegido, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Él, dijo en Alhadiz Alqudsi, que relata las palabras de Al∙lâh (Glorificado sea): "De mis siervos hay quien amanezca creyendo en mí y hay otro que no. Quien dijo: llueve con la gracia de Al∙lâh y su misericordia, es que ha creído en mí, y desmentido los astros; pero quien dijo: llueve por la estrella de tal o tal, es que no cree en mí y cree en los astros". Lo relató Al-Bujari.

Un hombre prudente no puede decir que él participó en el proceso de hacer germinar las semillas ni hendir la tierra para hacer salir las semillas de ella. Tampoco puede pretender que él pueda producir una sola clase de plantas de la tierra ,que sus clases conocidas se cuentan por más de trescientos mil. Cada clase de estas se representa por billones de unidades; y cada unidad posee sus cualidades externas (formas) e internas (anatómicas y funcionales) que la distingue de las otros. Al∙lâh nos da en la sura de Abasa muchos ejemplos de plantas que incluyen: granos, viñas, pienso para las bestias, heno seco, olivos, palmeras, jardines de ramas gruesas entrelazadas, árboles frutales, hierba y pastos. Estos ejemplos incluyen todo lo que el hombre, su ganado y sus bestias necesitan de los esenciales grupos del reino de las plantas.

El fin de la vida del hombre, en este mundo y su disfrute con sus placeres y sus adornos, es la muerte, la tumba, y luego la Resurrección y la gran exposición ante Al∙lâh (Enaltecido sea) para el cómputo. Luego viene la próxima vida eterna, en el Paraíso ,o en el Infierno. En eso las aleyas terminan con lo siguiente: ((Y cuando el Grito ensordecedor llegue, el día en que el hombre huya de su hermano, de su madre y de su padre, de su compañera y de sus hijos. Ese día cada uno tendrá una preocupación. Ese día habrá rostros resplandecientes, que reirán gozosos. Y ese día habrá rostros polvorientos, cubiertos de negrura. Esos eran los encubridores farsantes.)). Sura Ábasa; áyát 33-42.

El sonido ensordecedor, es el segundo soplo en (Al-´Sur) algo como el cuerno y se llama así porque los oídos se ensordecen de su fuerza. Y este giro se usa como nombre de La Resurrección ,que de su grandes terrores, el hombre huirá de la gente más próxima a él ..!!

Después del cómputo, la gente se dividirá en dos partes: Los creyentes de rostros luminosos, resplandecientes, felices con lo que Al∙lâh les ha honrado en el Paraíso. Y los rostros de los incrédulos y farsantes, los que no creyeron en Al∙lâh y su ultimo mensaje, los que se salieron de sus límites y violado sus prohibiciones; estos rostros aparecerán arrepentidos, tristes, desesperados, penosos y cubiertos de humillación y la deshonra y entonces sabrán que su destino final será el Infierno...!!

…y en las caras de los fieles y de los infieles se dibujan los destinos de los seres humanos en la otra vida. Por lo tanto, Al∙lâh (Enaltecido sea) nos ha demostrado en Surat "Abasa" uno de los más perfectos criterios; quien lo sigue, disfrutará su vida y ganará la otra vida; y quien lo pierde sufrirá en las dos. Además, nos ha declarado al final de la misma bendecida sura una de las formas de remuneración y castigo en el otro mundo. Entonces, el principio de la Sura se une con el final creando un paralelismo increíble que atestigua la omnipotencia de Al∙lâh (Enaltecido sea) que ha creado su eterno libro revelado, por su conocimiento, a su último Profeta y Mensajero; y que ha conservado su pacto hecho en la misma lengua de su inspiración (la lengua árabe) desde hace más que 14 siglos y hasta que Al∙lâh (Enaltecido sea) herede toda la tierra.

De los signos cósmicos (universales) en Surat "Abasa":

  • Referirse a la creación del hombre de un esperma que lleva todas sus características y sus designios.
  • Llamar la atención de la gente acerca de los aspectos de inimitabilidad científica en cuanto a facilitar todas las maneras necesarias para crear el alimento del hombre, de su ganado y el de todos los seres vivos en todo el globo.
  • Referirse al ciclo del agua alrededor de la tierra por medio de hacerlo bajar del cielo.
  • Referirse a la hendidura de la tierra mediante el descenso del agua del cielo o su preparación para hacerla cultivable por las pequeñas plantas precursoras que brotan de ella, siendo las dos acepciones válidas.
  • Crear todos los tipos de plantas y dar los modelos principales de los grupos de plantas florales que son el alimento fundamental del hombre y sus animales (como los granos, las uvas, las hierbas comestibles, las aceitunas, los dátiles, los densos jardines, las frutas y los forrajes)
  • Argumentar mediante el fenómeno de dar vida a las plantas en la tierra muerta y seca, para explicar la Resurrección de los cuerpos después de haberse descompuesto en polvo.
  • Referirse a la verdad de la vida y la muerte; y después, a la Resurrección y al Día del Juicio.

Cada uno de los casos anteriores necesita tratarse de una manera especial, por lo tanto, hablaré sólo del punto número 2 en la lista mencionada que ha sido explicado en la misma bendecida Sura en los versos número 24 hasta 32; pero, primero, hay que exponer con brevedad unos dichos de algunos intérpretes de estos versículos.

Algunos comentarios de los intérpretes:

De lo que se dice en la explicación de las siguientes palabras de Al∙lâh (Enaltecido sea):

((Que repare el hombre en su alimento (y cómo lo hemos hecho)(24) Por eso hacemos bajar el agua desde el cielo en abundancia(25). Y hendemos la tierra en grietas(26), Y producimos en ella granos(27). Y uvas y hierbas comestibles(28). Y aceitunas y dátiles(29) y densos jardines con árboles grandiosos(30). Y frutas y forrajes(31). Para provecho vuestro y de vuestro ganado(32))) [ surat Abasa; áyát 24 ― 32].

Ibn Kazir ha dicho brevemente:

((Que repare el hombre en su alimento)) tiene el sentido de deseo y es una prueba de la Resurrección de los cuerpos descompuestos por medio de dar vida a las plantas en la tierra seca y muerta. ((Por eso hacemos bajar el agua desde el cielo en abundancia)) es decir lo derramamos sobre la tierra. ((Hendemos la tierra en grietas)) significa que conservamos el agua profundamente en los confines de la tierra hasta que las plantas se cultivan y se elevan a la superficie de la tierra. ((Producimos en ella granos y uvas y hierbas comestibles)). Los granos, se refieren a cualquier tipo de grano; las uvas, ya se conocen; las hierbas comestibles, son el forraje húmedo comido por el ganado. ((Las aceitunas)) son oscuras y tienen el jugo oscuro también y que se utiliza como untura. ((Los dátiles)), que se comen frescos o secos, cocidos o crudos y que se produce de ellos vinagre. ((Densos jardines)), quiere decir huertas con muy elevados y gruesos árboles que dan amplia sombra. ((Frutas)), son todo lo que se come como frutas. ((Forraje)), son todo lo que se come por el ganado y no por los humanos. ((Para provecho vuestro y de vuestro ganado)), es decir, para utilizarlo todo en esta vida hasta el día de la Resurrección.

De las evidencias científicas en esos versículos bendecidos:

Primero: ((Que repare el hombre en su alimento)) (24). El humano depende principalmente de las plantas en su nutrición; por eso los versículos que siguen a éste hablan de hacer bajar el agua desde el cielo en abundancia y hender la tierra en grietas profundas; también hablan de algunas plantas y sus frutos que cubren toda la necesidad de alimento botánico del hombre y su ganado; que se refiere a su vez al alimento animal porque los animales de que se alimenta el hombre dependen en su nutrición de las hierbas y sus frutos.

El alimento es el recurso más necesario para las diversas actividades del cuerpo humano, para conservar su temperatura normal, para formar las células y tejidos en todas las etapas de crecimiento y para recompensar el cuerpo por los elementos necesarios que se pierden. El cuerpo humano necesita el aire, el agua y el alimento para estar vivo. Si no hay aire por unos minutos, se ahogará. Si no hay agua, podrá soportarlo por unos días. Si se carece de alimento, podrá sobrevivir hasta unas semanas pero sufrirá de alta reducción de peso y mal estado sanitario en el caso de que no sea tratado rápidamente.

El hombre necesita en su comida las principales substancias siguientes:

(1). Los carbohidratos:

Son compuestos orgánicos muy importantes cuyas moléculas se forman por la unión de los núcleos del carbono con los del hidrógeno y oxígeno a la misma cantidad que está en el agua. Los carbohidratos en las plantas y los animales existen en diversas formas; la más simple es la mono-sacarosa como: el azúcar de las uvas (la glucosa), el azúcar de frutas (la fructosa). Las mono-sacarosas pueden unirse entre sí por medio de distintos vínculos formando dio-sacarosas como el azúcar de las cañas y la remolacha (la sacarosa), el azúcar del almidón (la maltosa), el azúcar de la leche (la lactosa). También, las trío-sacarosas como (la rafinosa) y otros más como: el almidón y la celulosa. El almidón existe almacenado en las semillas y los frutos de muchas plantas. Las paredes de las células botánicas contiene principalmente la celulosa que está en la paja, la madera, los frutos de algodón y en los grupos verdes de plantas.

(2). Las proteínas:

Son compuestos orgánicos cuyas grandes moléculas se forman por la unión de los núcleos de carbono con los de hidrógeno, oxígeno y nitrógeno y que contiene también núcleos de fósforo y sulfato. Estos elemento existen en cadenas verticales de aminoácidos, los cuales llegan hasta veinte formando las proteínas y que se combinan por un vínculo especial que lleva el nombre de enlace péptido. La molécula de proteínas gira en sí misma en una forma espiral. Las proteínas existen en formas simples que se componen sólo de aminoácidos y otros complejos que lleva en su formación grupos de compuestos químicos. Las proteínas existen en los tejidos de los seres vivos (protoplasma) que desempeña un papel fundamental en las diversas actividades esenciales como apoyar el movimiento de los huesos y los músculos; y ayudar la transmisión y la comunicación en la sangre y los nervios además de la formación del ADN (ácido desoxirribonucleico); y animar las diferentes reacciones como la secreción de enzimas y algunas hormonas.

(3). Los aceites y las grasas:

Se forman principalmente por la unión de los núcleos de carbono con los núcleos de hidrógeno y oxígeno con cantidades más que las que están en el agua y las féculas. Algunas grasas contienen además de esto: fósforo y nitrógeno. Los aceites y las grasas tienen una semejante combinación química. Si ésta se queda en un estado líquido a 20 grados se llama aceite y si permanece en un estado sólido lleva el nombre de grasa; la cual se llama también glicerinas porque se forma por la unión de algunos ácidos de grasa con glicerina. La cera se agrupa al conjunto de aceites y grasas con el nombre de (lípidos) además de algunos frutos botánicos como las aceitunas, el sésamo, los cacahuetes, las habas de soja, el ricino, las semillas de lino, las semillas de algodón y las semillas de girasol; al lado de los frutos de palmeras y cocos y algunos granos como el trigo, el maíz y el arroz que son un importante recurso de aceite vegetal.

Estos compuestos de féculas, proteínas y grasas en la comida del hombre llevan en su formación un perfecto sistema de organización, complejidad y precisión; lo que a su vez afirma que no se han creado por sí solos o por una absoluta casualidad sino que certifica la eterna grandeza del creador y su perfecta innovación, su precisa creación y su exacta evaluación. De ahí que sea preciso llamar la atención del hombre sobre su alimento.

Segundo: ((Hemos derramado agua desde el cielo en abundancia)): derramar el agua significa echarlo desde arriba o verterlo desde el cielo abundantemente como lluvia a cántaros. Agua derramada es lo bajado en forma de agua de la lluvia. Gracias al ciclo del agua alrededor de la tierra; el cual nunca se deteriora porque es la arteria de vida de billones de personas en cada momento, la superficie actual del agua de la tierra se estima por 1,4 billones de kilómetros cúbicos; 380,000 Km³ se evaporan anualmente regresando otra vez a la tierra con una distribución que sólo la conoce Al∙lâh (Enaltecido sea) por su única potencia, sabiduría y su único conocimiento. Al∙lâh (Enaltecido sea) es el único que controla el ciclo del agua alrededor de la tierra y nadie puede verter una gota de agua del cielo cuando o donde él quiere. De ahí, hay que referirse al derramamiento del agua del cielo como una de las obvias evidencias de la potencia de Al∙lâh .

Tercero: ((y hendemos la tierra en grietas)): una "grieta" es el singular del plural "grietas" que son aberturas verticales hechas en una cosa. El verbo (hendir) aquí se refiere a la corrosión horizontal del agua de la lluvia cuando se echa a la tierra con fuerza. Ha sido probado que el agua de la lluvia echada a la tierra puede formar muy profundas grietas que empiezan desde 2 metros hasta 200 metros de profundidad; lo que a su vez ayuda al agua a introducirse en las rocas para que se almacenen debajo de ellas y renueve la dulzura de su contenido por el gas de oxígeno. Cada vez que estas quebraduras resultantes de la horizontal excavación hecha por el agua de la lluvia caída a cántaros desde el cielo se juntan con las separaciones de rocas y sus hendiduras, los niveles de presión en las precipitadas rocas, las cuevas de disolución en todas las rocas calizas y salinas además de la excavación, los pasillos, los vestíbulos y las cavidades cuya longitud llega hasta 10 Km.; todo eso ayuda ampliamente a atravesar las rocas y conservar el agua debajo de la superficie de la tierra lo que a su vez desempeña un importante papel en agrandar aquellas quebraduras y excavaciones mediante diversas formas de filtración mecánica (por medio de la escarcha), excavaciones por medio del hombre y agentes químicos ( mediante la disolución, la carbonización, el reemplazo, la hidratación y la oxidación) que debilita la coherencia de las rocas y ayuda a henderlas mediante grietas y a fragmentarlas para formar la tierra y además da importancia al papel del agua en las profundidades de la tierra como aporte de agua necesaria para las plantas y de sus nutrientes. Este sentido es el que más se cerca de la realidad, en mi opinión, porque fue mencionado inmediatamente después de referirse a verter el agua del cielo en abundancia; y sólo Al∙lâh (Enaltecido sea) lo sabe. No sería de extraño pensar también que hender la tierra después de verter el agua del cielo es un resultado de estar mezclada con el agua del cielo. El suelo agrícola tiene en su estructura metales de arcilla que se componen principalmente de silicatos hidratados de aluminio amontonados en hojas muy finas. Este compuesto químico tiene tal avidez de agua que cuando se moja, se eriza, se hincha y se eleva hasta arriba para adherirse fuertemente a la tierra que se agrieta abriendo un fácil camino al pequeño tallo que sale de la semilla enterrada en el suelo, para que el tallo penetre la superficie de la tierra. Todo lo mencionado antes se pone más fácil cuando el agua empuja una distinta cantidad de aire que está en las hojas de arcilla y además del movimiento de Brown de la sustancia coloidal de metales de arcilla en las partículas de la tierra, y la repulsión producida entre las cargas eléctricas semejantes en la superficie de aquellas hojas, también entre ellos mismos, y los dos polos de la molécula del agua que es bipolar; unido a la actividad de todos los aspectos de vida en la tierra que tiene billones de inmóviles criaturas vivas. Cuando el agua llega a aquellas criaturas, despiertan y se animan; de las cuales tenemos las semillas de plantas, huevos y larvas de algunos animales y algunos hongos y bacteria y demás. La cantidad de estas criaturas en la tierra oscila entre las microscópicas y las vertebradas. La fuerza de hacer germinar las semillas es una de las fuerzas a las que no se puede infravalorar.

Cuarto: (( y producimos en ella granos, y uvas y hierbas comestibles, y aceitunas y dátiles, y densos jardines con árboles grandiosos, y frutas y forrajes, para provecho vuestro y de vuestro ganado)) [surat Abasa; áyát 27 ― 32]. Estos versos se refieren a los diversos tipos de plantas que necesita el hombre y su ganado. La palabra ((grano)) contiene todos los tipos de granos como el trigo, la cebada, el maíz y el arroz, que son plantas florales monocotiledóneas y que pertenecen a la familia de hierba que es la familia más importante económicamente para el uso del hombre y su ganado porque tiene muchas hierbas para el ganado y cubre la mayoría de la tierra cultivada en el globo. ((Y uvas)) pertenecen a la familia de uvas que contiene 11 géneros y más que 600 tipos de plantas. ((Y hierbas comestibles), es la hierba húmeda que se come por el ganado y los animales como la paja y el trébol. ((Y aceitunas)), que son bendecidos frutos de un bendecido árbol representa la familia de olivas que tiene 22 géneros y más que 500 tipos de plantas. ((Y dátiles)), que representan la familia de palmeras que tiene 200 géneros y más que 400 tipos de árboles, arbustos en las zonas tropicales y moderadas. ((Y densos jardines)) son las huertas rodeadas. ((con árboles grandiosos)) que se caracterizan por su grandeza y majestuosidad. ((Y frutas)) se refiere a todo lo que se disfruta por el hombre de frutos deliciosos sobre todo los que tienen dulce gusto; porque en árabe (disfrutar algo) es gustarlo. Se ha dicho que todas son frutas menos las uvas y las granadas. ((Y forrajes)) se refiere a todo lo que se come por el ganado como las hierbas y las diversas partes de las plantas sean húmedas o secas como los higos y la alfalfa seca por eso es más general que (las hierbas comestibles). Por lo tanto, estos versos se terminan por el verso del (Enaltecido sea): ((para provecho vuestro y de vuestro ganado)).

Todas estas científicas evidencias no fueron conocidas hasta el siglo veinte. Su mención en el libro de Al∙lâh que ha descendido 14 siglos antes afirma, a quien tiene conciencia, que el Sagrado Corán es la palabra de Al∙lâh , el Creador y atestigua la profecía y mensajería a su último Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, quien lo recibió.

¡Que Al∙lâh le otorgue paz y bendición, a toda su familia, a todos sus compañeros y a quien sigue sus dichos y sus enseñanzas hasta el día de la Resurrección!. Gracias a Al∙lâh , Dios de todo el mundo.

Equipo de Dar Altarÿama-El convoy español


[1] TSQ = Traducción de los Significados de Al Qor'ân. Es imposible transmitir exactamente los verdaderos significados que contienen las palabras de Al Qor'ân o imitar su elocuente retórica. Se han traducido los significados de Al Qor'ân y no se puede decir que sea una traducción de Al Qor'ân. Esta traducción nunca podrá reemplazar la lectura de Al Qor'ân en lengua árabe -la lengua en que fue revelado.

[2] Al∙lâh= significa Dios. Es el Nombre Más Grande que ostenta el Único Creador que posee todos los atributos propios de la divinidad, tal como fue revelado en el Qor´ân.

[3] (SAAWS): Sal·la Al·lâhu Alayhi Wa Sal·lam: Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que es explicada por los ulemas como sigue:

Sal·la Al·lâhu Alayhi: significa que le cubra con su misericordia…El motivo de traducirlo literalmente es porque estas palabras son repetidas por los musulmanes de todo el mundo, siguiendo el precepto divino de decir esta expresión siempre que se mencione al Profeta, en la llamada a la oración (Al Âdhân) o en cualquier circunstancia, como veneración concedida por Al·lâh a Su último Mensajero, que ha sido enviado a toda la humanidad. Wa sal·lam: significa: y derrame Su Paz sobre él. 

 

 

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.