Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

  

Los misterios del Corán

Dr. Zaghlûl An-Naÿÿâr

 

1. BOTÁNICA:

C-((Y su descripción en el Inyil (Evangelio) es que son como una semilla que echa su brote, lo fortalece, cobra grosor y toma forma completa sobre su tallo ...)). (TSQ,[1]) De Surat Alfath (de La Conquista); Ayat 29.

Este texto coránico milagroso vino al final de surat Alfath (de La Conquista), que es una surat medinense (descendió en Medina), con un total de 29 áyát (versículos) después de "albasmalat" (albasmalat: "En el Nombre de Al∙lâh([2]) , el Todo Misericordioso, el Muy Misericordioso"), siendo denominada la sura con este nombre por ser el comienzo con el que pretende recordarnos la conquista ilustre que Al·lâh

, Glorificado sea, facilitó al último de sus profetas y mensajeros, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que fue el Pacto de Al-Hudaybiya, en el que la mayoría de los musulmanes vieron cierta renuncia ante los infieles de la Meca, hasta el extremo de que Omar Ibnu Alkhattáb, que Al∙lâh esté complacido con él, le llegó a preguntar al Mensajero de Al∙lâh (SAAWS) [3], que los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, : "¿Acaso no eres el Mensajero de Al∙lâh ?". Le respondió: "¡Claro!". Le dijo Omar: "¿Porqué hemos de hacer renuncias en nuestro Din (religión)". La respuesta del Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, fue: "Yo soy el siervo de Al∙lâh y Su Mensajero, no me niego a Sus mandamientos y por tanto Él no dejará que me alcance perjuicio".

Entonces, cuando descendió esta surat llena de gracia con la Palabra Veraz: ((Ciertamente hemos abierto ante ti una victoria clara...)), dijo uno de sus compañeros: "¿Es cierto, Profeta de Al∙lâh , que es la conquista?". Le dijo: ((Cierto, y juro por aquél en cuya mano está el alma de Mohammad, que ciertamente es la conquista)).

Y eso es debido a que el Pacto de Alhudaybiya fue una ocasión gracias a la cual se ha ofrecido a los musulmanes la posibilidad de reunirse con una gran cantidad de tribus, y la oportunidad de llamarles al Islam y de explicar las virtudes de este Din (Religión) Celestial, el último Din, establecido sobre la Unicidad, exclusivamente dedicado a Él, el Creador (sin socio, ni igual, ni rival, ni compañera, ni hijo), y exaltarlo, Glorificado y Enaltecido sea, por encima de todo atributo no compatible con su Soberanía, y adorarlo, Glorificado sea, tal como nos lo ha ordenado, y obedecerle de la forma más meritoria, con los requerimientos que cabe exigirle a quien es el viceregente de Al∙lâh en la tierra, con capacidad para habitarla y establecer la justicia de Al∙lâh sobre ella. Igualmente, el Pacto fue propiciatorio porque ha brindado una oportunidad para descubrir el sectarismo de los idólatras de Quraysh en su intento de desviar al Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y a todos aquellos que lo han seguido; desviándolos de la Mezquita Sagrada a lo largo de siete años continuados, desde su emigración sagrada a Al-Madina Almunawara hasta los días de Alhudaybiya, prohibiéndoles entrar a la Meca, de forma intransigente, provocadora y en contra de la tradición imperante en la época, a partir de su fanatismo ignorante, incluso en los meses inviolables que no han dejado de ensalzar los árabes en las mismas épocas de máxima ignorancia e idolatría, quedando claramente de manifiesto para todos los habitantes de la Península Arábiga la tolerancia del Islam, la nobleza de sus seguidores y la intolerancia de los incrédulos y sus seguidores en su ciega ignorancia.

Y en el sexto año de la Hégira (Emigración) el Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, vio en sueños que entraba a la Kaaba Sagrada en compañía de un grupo de musulmanes, algunos con la cabeza afeitada y otros con los cabellos recortados, sin miedo...y los sueños de los Profetas son reveladores; salió, entonces, en el mes de Dhu Alqi’dat del mismo año en su peregrinación menor, rechazando entrar en combate contra los incrédulos, con mil cuatrocientos muhajirín (emigrados) y ansár (los habitantes de Almadina que acogieron a los emigrados). Les pidió a los beduinos de los alrededores que saliesen con él hasta que llegó a un lugar conocido como "Zanyat Almarár" donde se detuvo la camella, y la gente dijo: "se ha recalcitrado la camella". Dijo entonces el Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él: ((No se ha recalcitrado, y no es propio de ella recalcitrarse ; mas la ha retenido lo que retuvo al elefante ante la Meca. Si Qoraish me convocara a un plan pidiéndome reanudar las relaciones familiares, accedería sin duda a su demanda)). Y en otra narración de Albukhári, dijo el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él: ((Por Aquél en cuya mano está mi alma, si me pidieran un plan que suponga enaltecer todo aquello que es inviolable para Al∙lâh accedería sin duda a ello)). Entonces, siguió Almustafá, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y sus seguidores su caminar hasta que llegaron a Alhudaybiya, pero Qoraysh no quiso permitirles la entrada a la Meca, y entonces el Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, les envió a Ozmán Ibnu ‘Affán, que Al∙lâh , Glorificado y Enaltecido sea, esté complacido con él con un mensaje según el cual no se pretendía entrar en combate sino efectuar la peregrinación menor. Entonces lo arrestaron después de haberles transmitido el mensaje de su amado Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él. Después lo invitaron diciéndole: "Si quieres cumplir con el ritual de la circunvalación(Al-tawaf) alrededor de la Kaaba, puedes hacerlo"; invitación que fue rechazada por él, diciendo: "No tengo intención de cumplir con el ritual de la circunvalación mientras no lo haga el Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él". Entonces se extendió la noticia de su asesinato. Dijo Almustafá, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él:

"No saldremos hasta que no hayamos trabado combate con la gente". Entonces los congregó para ser aclamado bajo el árbol y fue denominada "El Fiel Juramento de la Complacencia". Pero vino a confirmarse que la noticia que se había difundido acerca del asesinato de Ozmán Ibnu ‘Affán era falsa, pactando los musulmanes y los idólatras el abandono de la guerra, y poniendo condiciones que se estamparon por escrito con el nombre "La Carta del Pacto de Alhudaybiya", en la cual el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, renunciaba a una serie de derechos por evitar que fuera derramada sangre en enfrentamientos, y con el convencimiento de que Al∙lâh , Glorificado sea, haría resurgir tras el pacto una pronta victoria, siendo una de las condiciones del pacto que la tribu que quisiera entrar en la alianza del Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, estaría a salvo, y la que quisiera adherirse a la de Qoraysh, estaría a salvo, y así fue como la tribu de Khozá’a entró a formar parte de la alianza del Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y la de Bekr, lo hizo en la de Qoraysh. Los musulmanes respetaron los términos del Pacto de Alhudaybiya, cumpliendo todas y cada una de sus cláusulas. Sin embargo, Qoraysh violaría el pacto saliendo en ayuda de la tribu de Bekr, su aliada, en contra de la tribu de Khozá’a, aliada con el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, hecho que lo llevó a adoptar su decisión histórica de tomar la Noble Meca. Se movió el ejército de los musulmanes entre el ocho y el diez de Ramadán, del año octavo de la Hégira, desde Almadina Almunawara con dirección a la Noble Meca. Su número total de efectivos fue de 10.000 combatientes, dando órdenes a éstos de no atacar ni derramar sangre salvo que fueran forzados a ello de manera imperiosa, y eso por razones de respeto a la inviolabilidad de la Noble Meca, haciendo el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, entrada triunfal en sus recintos sagrados portando una bandera blanca y cubierta su insigne cabeza con un turbante negro, a lomos de su camella "Alqaswaa" mientras leía surat Alfath (La Conquista), cabizbajo, como muestra de humildad ante Al∙lâh , Glorificado sea, y como agradecimiento a Él, Enaltecido sea, por haberle otorgado la conquista de la Madre de los Pueblos, lugar de descenso de la "La inspiración del Corán" y tierra de Kaába ("La Caaba"), la Habitación Inviolable, permitiéndole que pudiera entrarla y con él los musulmanes, totalmente salvos, sosegados y sin temor, tal como se describe en su sueño, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él. La Habitación (Kaába) fue purificada de todos los ídolos, y llevaron a cabo el ritual de la circunvalación, mientras el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, repetía su noble dicho: ((No hay más deidad que Al∙lâh , Único y sin nada que se le asemeje, cumplió su promesa, hizo triunfar a su siervo, otorgó la victoria a su ejército y derrotó a todos los partidos Él solo)). Luego recitó la noble ayat: ((¡Hombres!. Os hemos creado a partir de un varón y de una hembra y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconozcáis unos a otros.
Y en verdad que el más noble de vosotros ante Al∙lâh es el que más Le teme.
Al∙lâh es Conocedor y está perfectamente informado)). De surat Al-Houjourát (Los Aposentos) ; ayat 13.

Con lo cual, la sura de Alfath (La Conquista) descendió el año sexto de la Hégira, inmediatamente después del Pacto de Alhudaybiya, estando el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, junto con sus compañeros de vuelta de Alhudaybiya con dirección a Al-Madina Almunawarat, razón por la cual ha abordado esta surat los detalles de este pacto con todas sus coyunturas. Se ha narrado del Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, la mañana en que descendió sobre él esta noble surat, el dicho: ((Ayer descendió sobre mí una surat más querida para mí que el mundo y todo lo que contiene: ((Ciertamente hemos abierto ante ti una victoria clara...)))). Narrado por Albukhári, Al-nisáii y Al-tirmidhi.

Empieza la sura de Alfath dirigiendo el discurso al último de los profetas y mensajeros, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, con su noble alma impregnada de sosiego por su convencimiento en aquello que le fue inspirado por su Señor, Magnánimo y Enaltecido sea, y su segura materialización a corto plazo, a pesar de que hayan visto todos los presentes el peligro de cuantas renuncias habían aceptado de los idólatras de Qoraysh, amén de sus muchas provocaciones a los musulmanes. Sin embargo, la seguridad que llenaba el corazón de Almustafá, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, en cuanto al indudable cumplimiento de la promesa de su Señor, le permitía no caer en sus provocaciones, a pesar de todas las extralimitaciones perpetradas por los idólatras de Qoraysh, y de todas las condiciones impuestas partiendo de su condición como tiranos en la tierra y de su ignorancia sectaria. Y de ello da cumplida cuenta nuestro Señor, Magnánimo y Enaltecido sea, dirigiendo el discurso al último de sus profetas y mensajeros, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, en la parte introductoria de surat Alfath (La Conquista):

((Ciertamente hemos abierto ante ti una conquista clara. Para que Al∙lâh te perdone tus faltas pasadas y las que pudieran venir, complete Su gracia contigo y te guíe a un camino recto. Y para que Al∙lâh te de una victoria poderosa.)). Surat Alfath (La Conquista); ayats 1-3.

Después continúan las áyát en su aseveración acerca de la verdad de que Al∙lâh , Enaltecido sea, es Quien ha hecho descender el sosiego sobre el corazón de los creyentes, para que así se incremente su "imán" (Fe) en mayor cuantía a la que ya tenían, porque el "imán" pasa por ascensos y descensos, y que Él, Glorificado y Enaltecido sea, les promete a los creyentes el perdón y la recompensa, así como el auxilio procedente de ejércitos de su parte, Magnificado sea su Nombre, y que a Él pertenecen los ejércitos de los cielos y de la Tierra, y que sus ejércitos no los conoce más que Él, y que Él es, Enaltecido sea, el Conocedor y Sapientísimo, y de que Él es el Victorioso, el Paciente. A continuación de esto, las áyát mencionan la recompensa correspondiente a cada creyente, hombre o mujer, y lo que le reserva, Glorificado sea, de tormento y castigo a todo hipócrita, hombre o mujer, y a todos los idólatras, hombres o mujeres, quienes asocian otros ídolos a Al∙lâh , reafirmando que Al∙lâh , Enaltecido sea, ha hecho descender en los corazones de los creyentes el sosiego en la verdad para que aumente su "imán", y que el premio a todo eso serán los Jardines del Na’ím ", después de haberlos exculpado de sus faltas, mientras que la recompensa a la hipocresía, la idolatría y la mala fe en Al∙lâh , Enaltecido sea, es el derramamiento de su ira y de su maldición sobre ellos, reservándoles finalmente, Jahan-nam (El Infierno) como morada, ¡qué pésimo fin!.

Y otra vez, retorna la noble surat al último Profeta y Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, para dirigirle el discurso con las palabras de Alhaqq (El Verídico), Magnificado y Glorificado sea: ((Ciertamente, te hemos enviado como testigo, anunciador y amonestador)). Surat Alfath (La Conquista); ayat 8.

Es decir, para atestiguar acerca de su Comunidad y acerca de todas las restantes criaturas, como anunciador para los creyentes y amonestador para los infieles, los idólatras, los hipócritas, trasladando la áyat el discurso inmediatamente a los creyentes mediante la Palabra del Verídico, Glorificado y Enaltecido sea:

((Para que creáis en Al∙lâh y en Su mensajero y lo asistáis, lo honréis y Lo glorifiquéis mañana y tarde)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 9.

Vuelve de inmediato el discurso una vez más al Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, para ensalzar el Fiel Juramento de la Complacencia, prometiendo a los que la hayan cumplido una enorme recompensa de parte de Al∙lâh , y con serias advertencias a los que lo hayan vulnerado, ya que las áyát lo consideran un juramento de fidelidad a Al∙lâh , Elevado sea, del cual dice, el más Prestigioso de los habladores:

((Los que te han jurado fidelidad, se la han jurado en realidad a Al∙lâh ; la mano de Al∙lâh estaba sobre sus manos. Y quien falte a su juramento sólo lo hará en contra de sí mismo. Pero el que cumpla el compromiso con Al∙lâh le daremos una enorme recompensa.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 10.

Las malas noticias las dirige la surat a continuación a los beduinos hipócritas, quienes se rezagaron a la hora de salir con el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, disculpándose con falsos argumentos, creyendo que no iba a obtener la victoria, a pesar de lo cual quisieron arrancar de él el perdón y aspirando a obtener su parte del botín, y Al∙lâh es conocedor de sus actos, y en verdad que ha preparado el fuego de Jahannam (El Infierno) a los incrédulos, idólatras e hipócritas que no creen en Al∙lâh , Glorificado y Enaltecido sea, ni en su Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él. A propósito de esto, dice el Verídico, Glorificado y Enaltecido sea:

((Y a Al∙lâh Le pertenece la soberanía de los cielos y de la tierra, perdona a quien quiere y castiga a quien quiere. Al∙lâh es Perdonador, Compasivo.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 14.

Se dirigen las nobles áyát coránicas en esta surat a los rezagados, diciendo que serán convocados para la lucha en el nombre de Al∙lâh otra vez, y que en el caso de quedarse rezagados de nuevo Al∙lâh les infligirá un castigo doloroso:

((Di a los beduinos que se quedaron atrás: Se os llamará para que luchéis contra una gente de gran robustez o para que se sometan, y si obedecéis Al∙lâh os dará una hermosa recompensa; pero si os echáis atrás, como hicisteis antes, os castigará con un doloroso castigo.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 16.

Y a continuación afirman las áyát que quedan dispensados, caso de que se queden rezagados, todos los ciegos, los cojos y los enfermos, con las siguientes palabras:

((No hay nada que reprochar al ciego, ni al cojo ni al enfermo.
Quien obedezca a Al∙lâh y a Su mensajero lo haremos entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos, pero al que se aparte, lo castigaremos con un doloroso castigo.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 17.

Después de lo cual las áyát elogian a los creyentes que han participado en el Fiel Juramento de "Ridhuán" (de la Complacencia), afirmando que Al∙lâh , Elevado sea, está complacido con ellos, y que ha hecho descender el sosiego sobre sus corazones, ha manifestado su soberanía sobre ellos defendiéndolos, afianzándolos, y prometiéndoles que conquistarán muy pronto la Noble Meca, y los colmará de botines cuya captura les serán concedidos, porque es obra del Victorioso, el Sapientísimo. Parte de estos botines, destaca el haber apartado las manos de los incrédulos, convirtiéndose esto en una señal para ellos, y el guiarles por el camino recto, siendo Al∙lâh , Glorificado y Elevado sea, de toda cosa inmensamente poderoso.

Y afirman las áyát que si los incrédulos llegaran a luchar contra los creyentes, no iban a encontrar quien les auxilie ni quien les dé el triunfo, siendo éste uno de los principios con que Al∙lâh , Enaltecido sea, ha hecho gobernar a las civilizaciones pasadas, y los principios de Al∙lâh , Glorificado y Enaltecido sea, son inmutables y no se alteran jamás salvo que Él lo quiera. Y ciertamente, se ha cumplido la promesa de Al∙lâh en surat Alfath para los creyentes posteriormente al conquistar la Meca sin lucha y con la consiguiente hegemonía que cobraría el Islam en toda la Península Arábiga en su totalidad, y la superioridad de este último Din (Religión) sobre todas las religiones por orden de Al∙lâh y de su designio, y este es un enaltecimiento de parte de Al∙lâh , Enaltecido sea, a su último Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y para todos aquellos que con él han defendido el Islam siguiéndolo el camino recto, y Él es, Glorificado sea, el Omnividente que ve todos los actos de los siervos, el que está al tanto de sus corazones, el conocedor de sus intenciones.

Y también es, al mismo tiempo, una forma de vengarse de los idólatras de Qoraysh, quienes habían apartado a los creyentes de la Mezquita Inviolable el Día de Alhudaybiya, es decir, antes de eso con dos años. A este respecto se pronuncia el Mensaje con Palabras del Verídico, Glorificado y Enaltecido sea:

((Ellos son los que se negaron a creer y os apartaron de la Mezquita Inviolable y de las ofrendas, impidiendo que llegaran al lugar de sacrificio.
Y de no haber sido porque había hombres y mujeres creyentes que no conocíais, habríais atacado y entonces, sin saberlo, habríais incurrido en delito a causa de ellos.
Para que Al∙lâh incluyera en Su misericordia a quien quiso.
Pero si hubieran estado aparte de ellos, habríamos castigado a los que de ellos se negaron a creer con un doloroso castigo.

Cuando los que se negaban a creer albergaron la arrogancia en su corazón, la arrogancia de la ignorancia, y Al∙lâh hizo descender Su sosiego sobre Su mensajero y sobre los creyentes y les infundió la palabra del temor de Él de la que ellos eran más merecedores y más dignos.
Al∙lâh conoce cada cosa.)). Surat Alfath (La Conquista); áyát 25-26.

Y las áyát abordan el sectarismo ignorante que ha empujado a los infieles y a los idólatras de Qoraysh a impedirle al Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y a sus fieles seguidores de entrar a la Noble Meca a fin de efectuar la peregrinación menor, y los creyentes se enfurecieron por ello y han montado en cólera de no ser porque Al∙lâh , Elevado sea, hizo descender el sosiego sobre su Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y sobre sus fieles seguidores, imponiéndoles la palabra temerosa. Así pues, Al∙lâh dio credibilidad a la visión de su Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, diciendo, el más Prestigioso de los habladores:

((Así fue como Al∙lâh le confirmó la visión a Su mensajero con la verdad: Entraréis en la Mezquita Inviolable si Al∙lâh quiere, a salvo, con la cabeza afeitada o los cabellos recortados y no tendréis nada que temer.
Él supo lo que vosotros no sabíais y dispuso, además de esto, una conquista cercana.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 27.

Y finaliza la surat de Alfath corroborando la profecía y el mensaje del último de los profetas y mensajeros, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que ha sido desmentida por muchos infieles, idólatras e hipócritas a lo largo de la historia, y seguirán haciéndolo aquellos de entre los seres humanos que han errado el camino, hasta el Día de la Resurrección, pero que es confirmada por Al∙lâh , Enaltecido sea, mediante su propio testimonio, Elevado sea, y con sus palabras, el más Prestigioso de los habladores:

((Él es Quien envió a Su enviado con la guía y la práctica de Adoración verdadera para hacerla prevalecer sobre todas las demás; y Al∙lâh basta como Testigo.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 28.

Afirma nuestro Señor, Glorificado y Enaltecido sea, su testimonio diciendo, Elevado sea, que ha hecho descender los atributos del último de los profetas y mensajeros, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él y sea colmado de gracia él y todos ellos, así como ha hecho descender los atributos de sus compañeros que con él creyeron, en todos los libros sagrados, entre ellos la Torá y el Evangelio, diciendo, el más Prestigioso hablador:

((Mohammad es el mensajero de Al∙lâh , los que están con él son duros con los incrédulos y compasivos entre ellos, los ves inclinados y postrados buscando favor de Al∙lâh y aceptación, y en sus caras llevan la huella de la postración; así son descritos en la Torá.
Y su descripción en el Inyil es que son como una semilla que echa su brote, lo fortalece, cobra grosor y toma forma completa sobre su tallo maravillando a los sembradores, para con ellos indignar a los incrédulos. Al∙lâh ha prometido a los que de ellos crean y practiquen las acciones de bien, un perdón y una enorme recompensa.)). Surat Alfath (La Conquista); áyat 29.

De los signos cósmicos (universales) en la sura de "Alfath" (La Conquista):

El eje principal de surat Alfath gira, evidentemente, en torno al Pacto de Alhudaybiya con sus detalles, circunstancias y las enseñanzas que de él se desprenden; aquéllas enseñanzas que deben servir a todos los musulmanes de todas las épocas y de todas las generaciones, y a pesar de lo cual esta surat noble consta de unas cuantas verdades existenciales y signos cósmicos que se pueden relacionar a continuación:

(1). De entre las realidades de la existencia está: ((Que Al∙lâh posee los ejércitos de los cielos y de la Tierra))

Y la referencia a esta realidad viene dos veces en la Sura de Al-fath (La conquista), (en la cuarta y la séptima aleya). Los ángeles, los seres buenos de los humanos y los genios son algunos de los soldados de los cielos y de la tierra. Además de los diversos fenómenos cósmicos como: los movimientos de la Tierra y los meteoros del cielo, los cometas y meteoritos, el intercambio entre la noche y el día, la sucesión de las estaciones, el relámpago y el trueno, el viento, las nubes suspendidas entre el cielo y la tierra, la caída de las lluvias, el flujo del agua y su almacenamiento, los seísmos, las erupciones volcánicas, las tormentas y huracanes aéreos y marítimos, y otros fenómenos .

Y los fenómenos naturales son parte de los ejércitos de Al∙lâh , y la comprensión por parte de los científicos del mecanismo de su desencadenamiento nunca las excluye de este marco. Y Al∙lâh (Enaltecido sea) es quien los crea como castigo a los culpables y como prueba a los buenos y una lección a los sobrevivientes .

(2). De entre las realidades absolutas está: ((la soberanía de los cielos y la Tierra es exclusiva de Al∙lâh )). La referencia a esta realidad viene en la áya (aleya) decimocuarta de la sura de Al-fath (La conquista) y en otras áyat coránicas, y eso, porque una persona razonable no puede imaginarse este universo sin creador, dueño y poseedor, quien tiene el poder, la ciencia y la sabiduría que le permitieron crearlo de forma singular, pues el universo material no se puede auto crear o existir por casualidad, ya que está controlado por una gran cantidad de leyes que no cambian y la casualidad es incapaz de conseguirlo. Por lo tanto, debe existir un gran creador de este universo, quien nadie comparte con él el reino y nadie le disputa su soberanía y no tiene semejanza entre sus criaturas.

(3). Las leyes de Al∙lâh en el universo son firmes, no cambian ni se alteran a menos que Él lo permita (Glorificado y Enaltecido sea). La sura de Al-fath (La conquista) trata de esta realidad en la áya vigésima tercera cuando dice el Verídico, Glorificado y Enaltecido sea: ((y no hay quien altere las leyes que Al∙lâh dispuso)) .

(4). Se señalan algunas cualidades del Profeta y último Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y las de los creyentes, las cuales se recogen en el Torá y en el Evangelio .

(5). La semejanza entre el escaso número de musulmanes que estaban alrededor del Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, al principio de su bendita predicación, y el incremento gradual de los mismos en torno a este Mensaje Celestial, con una de las maneras de reproducción en las plantas que es mediante los brotes, que crecen en la zona que separa la raíz y el tallo. El proceso de reproducción por brotes ha sido descubierto recientemente, mientras que la comparación con este ha sido revelada en el Libro Sagrado del Corán hace mil cuatrocientos años al Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que era analfabeto al igual que la gran mayoría de su nación, y que vivía en una tierra desierta. Todo esto ofrece pruebas a todo quien posee razón y discernimiento .

Y cada una de estas cuestiones necesita de un recurso especial, y por lo tanto, me concentraré únicamente en el último punto, que es la reproducción de algunas plantas por brotes. Antes de empezar esta mera cuestión científica, hay que exponer rápidamente los dichos de algunos intérpretes en la explicación de esta parte de la última aleya de la sura de Al-fath (La conquista).

Algunos comentarios de los intérpretes :

Relativo a la interpretación de Su Palabra (Enaltecido sea): (( Muhammad es el mensajero de Al∙lâh , los que están con él son duros con los incrédulos y compasivos entre ellos, los ves inclinados y postrados buscando favor de Al∙lâh y aceptación, y en sus caras llevan la huella de la postración; así son descritos en la Torá. Y su descripción en el Inyil es que son como una semilla que echa su brote, lo fortalece, cobra grosor y toma forma completa sobre su tallo maravillando a los sembradores. Para con ellos indignar a los incrédulos. Al∙lâh ha prometido a los que de ellos crean y practiquen las acciones de bien un perdón y una enorme recompensa ))

Ibn Kazir, que Al∙lâh sea compasivo con él, narró, de forma resumida: Esta nación (es decir la nación islámica) es glorificada en los libros anteriores, y los mejores y más gloriosos de todos, son los compañeros del Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él. Al∙lâh (Glorificado y Enaltecido sea) se refirió a ellos en los libros sagrados y en las noticias deliberadas. Por eso, dijo Al∙lâh (Alabado y Enaltecido sea) aquí: ((así son descritos en la Torá)), luego dijo ((Y su descripción en el Inyil (el Evangelio) es que son como una semilla que echa su brote)) es decir, su retoño o vástago ((lo fortalece, cobra grosor)) es decir, crece y se alarga, ((y toma forma completa sobre su tallo maravillando a los sembradores)) es decir, los compañeros del Mensajero de Al∙lâh Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, lo apoyaron y le hicieron triunfar, ellos son como los brotes que están en la planta, ((Para con ellos indignar a los incrédulos))

En las otras interpretaciones (como Al-Galaleen, Al-Zelal, Safuat Al-Boyan, Al-Montajab, Safuat Al-Tafaseer) se ven explicaciones semejantes, y no veo necesidad alguna para repetirlas.

De las evidencias científicas del texto coránico :

La aleya generosa que estamos explicando recoge que el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y sus generosos compañeros eran tal como citaba el Evangelio descendido por Al∙lâh (Enaltecido sea) sobre su siervo y Mensajero Jesús, hijo de María (la paz sea con ambos), como la buena nueva premonitoria de la revelación del último Mensajero. Se contempla en el siguiente texto:((son como una semilla que echa su brote, lo fortalece, cobra grosor y toma forma completa sobre su tallo)). Se dice (brota) la planta o, (echa su brote) es decir, que surgen unos tallos adicionales desde los nudos que hay en la base de su tallo, y son muy parecidos a él, mientras que las ramas son distintas al tallo, y salen de cualquier zona sobre el .(Lo fortalece), o sea, que la planta original proporciona el brote con el alimento necesario para crecer, entonces se refuerza y sostiene la planta principal desde su base; como se dice (fortalecer) la construcción, que quiere decir su base fue reforzada. Y ha sido probado científicamente que el brote cuando surge de la planta original (la madre), depende completamente en su alimentación de ella, hasta que se crean sobre él tres hojas verdes y cuatro o cinco raíces, entonces, empieza a depender de sí mismo en su alimentación.

(Cobra grosor), significa que se pasa de la finura al grosor y esto es por reforzarse las paredes de sus células, mediante la secreción de grandes cantidades de celulosa y otras sustancias, y también por la aparición de unos nudos cubiertos por las vainas de las hojas; (toma forma completa sobre su tallo), es decir, se establece sobre sus orígenes. En esta etapa, que es la que sigue a la de ponerse grueso, las células empiezan a dividirse para que la zona situada entre un nudo y el siguiente se prolongue, cada zona de estas empuja a la siguiente hasta que se complete el crecimiento y luego las espigas se establecen sobre los tallos, cuando éstos llegan al fin del crecimiento .
Pero los esquejes de las palmeras son de dos tipos: el primero crece a una altura determinada del tronco de la palmera, y no tiene un grupo de raíces. El segundo crece de la base de la palmera, y tiene sus propias raíces, se separa de la palmera para poder reproducir la especie de esta palmera, plantándolo en otro lugar .

Y la generosa aleya coránica que estamos interpretando trata una realidad científica, que ha sido conocida recientemente, y es la reproducción de unas plantas a través de los brotes, es decir, las yemas que crecen en la zona que separa la raíz y el tallo, como pasa en muchas plantas estratégicas y importantes como: el trigo, la cebada, el maíz, la caña de azúcar y otras de las plantas de la familia que se caracteriza por las hojas trenzadas (trenzas de palma), y los tallos rectos y delicados, que constan de piezas conectadas entre ellas y con las flores compuestas en forma de corimbos que maduran formando las espigas, también se caracteriza por las raíces fibrosas que muchas de ellas llevan rizomas en forma de nudos, y la mayoría de ellas se reproducen mediante los brotes que hacen que aumenten sus frutos, porque es una de las familias mas grandes de las plantas (ya que abarca 450 especies aproximadamente, y cada especie comprende más de siete mil tipos diferentes, y cada uno representa a billones, por lo tanto, las plantas de esta familia se extienden en la tierra cubriéndola a lo largo de grandes extensiones, que superan las que cubre cualquier otra familia de plantas). La familia abarca hierbas y plantas temporales y longevas, y se caracterizan por tallos articulados, normalmente delgados. Por eso, Al∙lâh (Enaltecido sea) les concedió la capacidad de reproducirse mediante los brotes, para que refuerce su tallo, pueda resistir el viento, apoyarse sobre su base y multiplicar sus frutos.

Los brotes son unas yemas que crecen en la zona que separa la raíz del tallo. Como en la planta de trigo, que sus raíces se componen de un grupo principal que surge de la semilla, y un grupo horizontal que sale de los brotes laterales. Así como, el tallo se divide en un tallo principal, que representa el pequeño tallo salido del interior de la semilla después de completar su crecimiento y muchos de los tallos horizontales que surgen de la base del tallo, en forma de palos básicos, que salen de los brotes que se encuentran en los nudos dobles de la base del tallo principal, por lo tanto, las plantas que se reproducen mediante los brotes pasan por varias etapas, la primera, que es cuando surgen las yemas, la segunda, es la salida de los brotes, y la siguiente, es la etapa de composición de las flores y los frutos, que se multiplican de tal forma que llegan incluso a cincuenta en la misma planta. Y así se aprecia que de una semilla surge un grupo de tallos adicionales (brotes) que rodean al tallo original formando una raíz compuesta de los tallos entrelazados entre sí en un sólo grupo de raíces fibrosas que salieron de un solo grano de trigo cuando brotó, es decir de un solo origen. Este único origen es como un tallo único que ha salido de una sola semilla, y tiene una raíz única, y rápidamente crecen los brotes hasta llegar aproximadamente a la altura del tallo principal y dan espigas como él, es decir, cada brote tiene su espiga o sus espigas. Y así el grano de trigo da varias plantas unidas en un ramo donde cada planta tiene su espiga o sus espigas. La espiga de trigo es una espiga compuesta , ya que su eje lleva unas espigas más pequeñas (espiguillas),ordenada por alternación en dos filas, una en frente de otra, y el eje termina normalmente por una espiguilla al borde. En cada espiguilla se forman dos o tres granos de trigo, y la espiga lleva cerca de (15 a 20) espiguillas. Y los brotes salen seguidos, uno tras otro, de aquí la expresión ((que echa su brote)).

Por la reproducción de brotes, el tallo principal de la planta se rodea de unos tallos secundarios. (Los brotes) que crecen alrededor de ella, en forma de una raíz de palos rectos, que aumentan el tamaño de la planta principal, y su diámetro va haciéndose mas grueso, y la hace capaz de mantenerse sobre su raíz, entonces se incrementa su firmeza ante el viento, por ocupar un lugar más grande en el centro donde se crece. Además se multiplican sus frutos y aleja las malas hierbas, impidiendo que crezcan cerca del tallo principal y del grupo de raíces. Mientras que los esquejes (como los de las palmeras), debilitan la madre y disminuye el jugo alimenticio que llega a ella especialmente en los tipos que crecen a la altura del tronco de la palmera, además se convierten en refugio para los diferentes insectos y enfermedades.

Quien lee el Corán se asombrara de la extrema precisión con la cual ha sido elegida la palabra (brote) en la aleya que estamos explicando y eso es porque los brotes son completamente diferentes a los esquejes y los otros tipos de reproducción de las plantas, ya que los brotes no se separan de su planta original, pero los esquejes y otros se separan de sus orígenes tal como pasa en las palmeras de dátiles. Las investigaciones de la botánica afirman que la salida de los brotes impide el letargo de la planta madre, lo que normalmente pasa durante la formación de las espigas.

Y esta áya (aleya) ha venido para describir la estrecha relación entre el Profeta, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y sus generosos compañeros, que se aprecia en su amabilidad, su simpatía, y clemencia, de tal forma que no tiene semejanza con ninguna otra relación entre la gente ni los individuos ni los grupos, comparándolos con los brotes que surgen alrededor de la planta principal reforzándose unos a otros, recibiendo de un mismo origen y alimentándose de una misma fuente, por eso no han sido comparados con los esquejes porque su papel es diferente al de los brotes.

Pues mientras que todos los brotes y el tallo principal se alimentan de una misma raíz, de la que no se separan nunca, ya que si lo hacen pueden morir. Por otro lado los esquejes que crecen en la base de las palmeras se separan de sus raíces cuando producen raíces laterales horizontales que crecen hasta el extremo de convertirse en el recurso principal de alimentación para el esqueje, empezando una vida independiente completamente del origen de donde vino. Comparar al Profeta Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que fue enviado y predicó solo a la gente la religión completa de Al∙lâh , con la planta bendita, y comparar sus compañeros encontrándose alrededor de él y su sinceridad y fidelidad a su personaje generoso, además de su dependencia entera (después de Al∙lâh Altísimo) de su senda, comparándolos con los brotes crecidos en torno de la planta bendita. En esa expresión no se puede usar la palabra (esqueje) que se aleja de su origen de inmediato, y los compañeros del Mensajero de Al∙lâh Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, eran la gente más unida a él, y más cerca también, y así lo fueron a lo largo de su vida honrada, y después de su muerte. Por lo tanto los compañeros (Al∙lâh esté complacido con ellos) y los musulmanes en general suplican a Al∙lâh vivir bajo la sombra de la Sunna del último Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, morir creyendo en su religión, y resucitar en su grupo y agruparlos en el Alto Paraíso si Al∙lâh quiere. Y no hay prueba mayor que la descripción de Orwa Ben Masuud Al-saqafy –antes de entrar en el Islam- del amor que los compañeros sentían y ofrecían al Mensajero de Al∙lâh , Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, cuando se encontraba en la delegación de Quraysh el Día de Hudaibeya, este hombre volvió a decirles: !Oh pueblo de Quraysh!. He visto a Kisra en su reino y al Cesar en su reino y también Negus en su reino, pero por Al∙lâh , no he visto un rey en su pueblo como Muhammad entre sus compañeros, y he visto a un pueblo que no lo entregaría por nada del mundo, así que hacer lo que veáis bien.

La comparación de la planta de la que salió su brote, y luego se fue reforzando y pasó de la delicada debilidad a la robustez, y la planta se yergue sobre sus raíces, con la situación de los compañeros del Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, en su estancia alrededor de él, y en el amor, la fidelidad, la lealtad, el apoyo, el sacrificio por él, además de alimentarse de una misma fuente, asegura que el Corán no puede ser invención humana, ya que ninguna criatura podría comprender la diferencia entre el brote y la rama, y el esqueje, hace catorce siglos, ni incluso hace un solo siglo. Esto es testimonio de la Profecía y el mensaje del último Profeta y Mensajero, Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, y con su familia y sus compañeros y los seguidores de su senda, que siguen su invitación hasta el Día de la Resurrección y nuestra última suplicación es "Gracias a Al∙lâh , Señor de los mundos".

 Equipo de Dar Altarÿama – El convoy Español

_____________

[1] TSQ = Traducción de los Significados de Al Qor'ân. Es imposible transmitir exactamente los verdaderos significados que contienen las palabras de Al Qor'ân o imitar su elocuente retórica. Se han traducido los significados de Al Qor'ân y no se puede decir que sea una traducción de Al Qor'ân. Esta traducción nunca podrá reemplazar la lectura de Al Qor'ân en lengua árabe -la lengua en que fue revelado.

[2] Al∙lâh= significa Dios. Es el Nombre Más Grande que ostenta el Único Creador que posee todos los atributos propios de la divinidad, tal como fue revelado en el Qor´ân.

[3] (SAAWS): Sal·la Al·lâhu Alayhi Wa Sal·lam: Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que es explicada por los ulemas como sigue:

Sal·la Al·lâhu Alayhi: significa que le cubra con su misericordia…El motivo de traducirlo literalmente es porque estas palabras son repetidas por los musulmanes de todo el mundo, siguiendo el precepto divino de decir esta expresión siempre que se mencione al Profeta, en la llamada a la oración (Al Âdhân) o en cualquier circunstancia, como veneración concedida por Al·lâh a Su último Mensajero, que ha sido enviado a toda la humanidad. Wa sal·lam: significa: y derrame Su Paz sobre él.

 

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.