Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Alyasameen | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

 

 

 

LOS MAS BELLOS NOMBRES II

 

 

A L L A H

A R - R A H M A N

A R - R A H I M

A L - M A L I K

A L - Q U D D U S

A S - S A L A M


A L L A H

“Allah” es “al-ism’”; “al-a'zam”, el Más Grande Nombre, el que contiene todos los divinos y bellos atributos, es el signo de la Esencia  y la causa de toda existencia.

  Allah, la causa de toda existencia, no tiene semejanza de manera alguna con nada de Su creación. “Allah” es solamente el nombre de Allah. No hay nada más que pueda en absoluto asumir este  nombre ni compartirlo. Como está dicho en el Corán, “Hal ta'lamu lahu samiyan -

"¿Conoces tú alguien que sea su homónimo?" (19:65)

  El  nombre “Allah” contiene cinco significados, cualidades que indican la desemejanza de Allah con cualquier otro ser o cosa. Ellos son:

 

"Qidám"  El es lo anterior a lo anterior. El no se hizo. El siempre fué.
"Baqá'"   El es el después del después, Eterno; El siempre será.
"Wahdániyyah"  El es único, sin asociado, sin semejanza, la causa de todo. Todo está en necesidad de El, todo ha sido hecho por la orden: "¡Sé!" y ha fenecido por Su orden.
"Mukhalafatun lil-hawádith"  El es el Creador, sin contraer semejanza con lo creado.
"Qiyám bi-nafsihi" El es auto-existente, carente de necesidades. Allah es perfección. La extensión de su perfección es infinita. El más grande nombre, “Allah”, contiene ocho elementos indispensables, indicativos de la perfección de Allah:
"Hayyáh"    Allah es siempre-viviente
"'Ilm "         Allah es todo-sapiente
"Sam' "       Allah es todo-oyente
"Basar "    Allah es todo-vidente
"Irádah"     Toda voluntad es Suya
"Qudrah "   Todo poder es Suyo
"Takwín "     Toda existencia y acciones dependen de El
"KAllahm "    La palabra, todo lo que es dicho y enseñado, es de El.

  El servidor de Allah puede relacionar su ser con el divino  nombre “Allah” que comprende todos los nombres, está exento de todo atributo imperfecto, y contiene todos los atributos de perfección, mediante el deseo en sí mismo de convertirse en un hombre perfecto.  En este propósito, el podrá intentar eliminar de sí mismo aquello que sea reprensible, y procurar incrementar en sí mismo aquello que sea bueno.

" 'Abdulláh" es un servidor que ha recibido el más alto nivel y honor que es posible obtener dentro de la creación, porque el Creador con los  secretos de todos Sus atributos está manifestado en él.  Por lo tanto, Allah el Más Alto ha  llamado a Su amado Profeta  por este nombre. En la Surah Jinn (versículo19) Allah identifica a Su amado, diciendo:

"... el servidor de Allah se puso de pie‚ orando a El, ..."

  En realidad, este nombre pertenece únicamente a Hazrati  Muhammed (que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), y a los “Qutubs” en cualesquier época dada, quienes son los verdaderos herederos de Su divina sabiduría, ya que el nombre de Allah es el nombre de la Esencia de Allah, el nombre  más grande. Este nombre  está unido a las cualidades de Unidad y Unicidad de Allah.  Consecuentemente, aún si el servidor ha perdido su apropiada identidad al unísono con Allah, el hecho de ser llamado Abd'ullah es únicamente metafórico.


A R - R A H M A N

El es aquél cuya voluntad es la misericordia y la bondad para toda la creación, en todas las épocas, sin distinción ninguna entre los buenos y los malos, los fieles y los rebeldes, los amados y los odiados.  El vierte sobre toda la creación infinitas munificencias. La prueba está en el  Corán: “wa rahmati wasi'at  kulli shay'in”:

" Mi Clemencia lo cubre todo " (7:156)

  Aquellos que saben, han interpretado el significado de “Rahmán” como la  voluntad de la  bondad  total de Allah, “irádat al-khayr”, y dicen que “Rahmán”, como “Allah” es el nombre apropiado del  Creador, y  no puede ser atribuído a otros.

El significado de esta clemencia es una sutileza de sentimiento, un dolor y preocupación experimentados cuando uno sabe de alguien que está sufriendo. Comienza con este dolor, cuya presión nos mueve a ayudar a quien está doliente.  Pero el sentimiento de  misericordia  y piedad no es suficiente.  La compasión real está actuando cuando uno es capaz de aliviar el dolor y el sufrimiento que está padeciendo aquél de quien nos compadecemos. Allah está más allá de todo esto, sin embargo antes de dar vida a la creación, El antepuso la compasión al castigo. El ha creado todas las criaturas sin defecto y puras, incluyendo Su creación suprema, el hombre. El ha bendecido Su creación con infinitos dones.  En Su misericordia, El ha mostrado  los peligros de la pérdida y el extravío. El ha dado al hombre,  y solamente al hombre, la libertad de elección entre lo bueno y lo malo.

  Halle en usted mismo la luz de “Rahmán”, mediante el uso de su libertad de elección, para el bien de usted mismo y de otros. Sienta el dolor de quien está mal guiado, así como del desafortunado, no con condenación, sino con piedad y asistencia.

  Abu Hurayrah (quiera  Allah estar complacido con él) refiere que el Mensajero  de Allah (que la Paz y las Bendiciones de  Allah estén  con él) dijo, "Allah El Más Alto posee cien porciones de misericordia.  El ha enviado solamente una porción sobre el universo y la ha dividido

entre toda Su creación. El sentimiento de misericordia y compasión que Sus criaturas sienten entre ellas, nace de esa porción. Las otras 99 porciones El las ha reservado para el Día del Juicio Final, cuando El las otorgará sobre los creyentes".

  Otro hadiz que refleja la voluntad y el deseo de Allah de ofrecer Su compasión y benevolencia  a la creación es:

"Si uno no necesita y pide a Allah [por Su compasión y benevolencia], Allah dirigirá su ira hacia él."

"'Abd ar-Rahmán" es aquél en el cual Allah expresa Su misericordia sobre el universo. Cada hijo e hija de Hz. Adam (quiera  Allah bendecirle) toma su parte de la misericordia desde el Misericordioso, de acuerdo con su potencial. Nadie está excluído de esta expresión del Misericordioso, tal y como el Profeta (que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), - la misericordia de Allah sobre el universo, dice en una tradición:

" Allah ha creado al hombre en la forma de su misericordia. "


A R - R A H I M

El es la fuente de infinita misericordia y benevolencia, quien recompensa con dones eternos a quienes usan Sus recompensas y  beneficios para el bien. Esto se halla mencionado en el Corán:

“wa kána bil-mu'minína Rahíman”

"El  es compasivo  y  bienhechor [únicamente] con los creyentes" (33:43).

  “Ar-Rahím” indica beneficios para quienes poseen voluntad y elección, y las usan de acuerdo con la voluntad de Allah y para Su placer.  Cuando Allah dice, "Yo he creado todo para tí...", ello es la expresión de Su “rahmániyyah”. Somos recompensados con la salvación eterna, cuando encontramos estos tesoros que están escondidos en todas las cosas, incluyéndonos a nosotros mismos, y los utilizamos tal  y como  El desea que lo hagamos, cuidando de ellos por Su amor, como ha sido librado a nosotros. Allah dice, "... y Yo te he creado a tí para Mi mismo". Este inmenso honor es la expresión de Su “rahimiyyah”.

  Hz.Mujáhid (quiera Allah estar complacido con él) dijo:

"Rahmán” pertenece a las gentes de este mundo; “Rahím” pertenece a quienes se encuentran en el Más Allá. Aquellos que poseen conocimiento, oran:

“yá Rahmán ad-dunyá wa Rahím al-ákhirah”:

 "Oh!, “Rahmán” del mundo y “Rahim” del Más Allá."

“Rahmán” es clemencia para el “nafs”, el ser mundano. “Rahím” es misericordia para el corazón. “Rahmán” brinda sostén en este mundo. “Rahím” otorga salvación eterna en el Más Allá. La manifestación de  “rahimiyyah” en los creyentes ocurre como agradecimiento hacia  Allah, quien lo da todo, y asimismo como la capacidad de ser compasivo, cuidar y dar aquello que El también nos confiere. La  ausencia de orgullo al ser instrumentos de la ejecución de buenas acciones y la toma de consciencia de que El es el Creador de quienes están necesitados así como de la satisfacción de sus apremios, al extender la  beneficencia de Allah sobre aquellos que la  precisan-todo  esto refleja “rahmániyyah”. Si usted llegara a tropezar con dificultades, ingratitud y resentimiento, habrá de sobrellevarlos por amor de Allah, ya que aquí recibirá su recompensa y diez veces más en el Más Allá. No haga ostentación de sus buenas acciones, en particular delante de quienes sean sus destinatarios. Esté agradecido a ellos; de no existir su condición, su compasión y generosidad no podrían  ser ejercitadas.

  En cuanto a quienes reciban compasión y cariño, debieran estar reconocidos a sus benefactores y recordarles con bondad en todo momento, porque "Quien no puede ser agradecido al hombre, no puede ser agradecido  a Allah". Pero no habrán de endiosar a sus benefactores haciéndose sus servidores, en lugar de servir a Allah.  Debieran saber que la bondad proviene únicamente de Allah; sin embargo la herramienta que El ha elegido es una hermosa herramienta, merecedora de respeto.

  Quienes degusten el sabor de los atributos de Allah de “Rahmán” y “Rahím” en sus seres, y se acerquen a su Creador a  través de ellos, no albergarán dudas ni tristezas en sus corazones.  Ellos  saben, que ocurra  lo que  ocurra,  Allah, ar-Rahman,  ar-Rahim, tendrá clemencia para ellos, les salvará y los recompensará .

  Por otra parte, quienes piensen que la compasión de Allah, la misericordia y la caridad que aparecen en ellos son sus propias cualidades, haciéndose arrogantes, están encaminados a convertirse en uno de los indecisos. Esa duda, en casos extremos, puede empujar al hombre a tomar su propia vida.

" 'Abd ar-Rahím" es el individuo piadoso cuyo temor y amor de Allah son  constantes. Su vida es un esfuerzo perseverante para perfeccionarse de acuerdo con las prescripciones del Islam, y él es aquél con  quien Allah está complacido.  El ha sido honrado con las

manifestaciones de Allah de la compasión y la caridad, que a su vez el extiende hacia otros creyentes.


A L - M A L I K

El es el Poseedor del universo, de la totalidad de la creación - el Regidor absoluto. Allah es el Gobernante único del universo entero, visible e invisible, de toda la creación, desde antes del comienzo y después del fin. No hay ninguno como El porque El es el Creador de Su reino, el cual El creó desde la nada. Unicamente El conoce el  tamaño de Su reino, la cantidad de la población, y la fuerza de Sus ejércitos. Solamente existen Su voluntad, Su autoridad y Su justicia. Lo que ocurre es lo que El desea; lo que El no desea, jamás ocurrirá. El no necesita Su reino, es Su reino el que necesita de El. El gobierna por Si Mismo; El no necesita de ninguna clase de  ayuda para gobernar. El ha dado existencia al universo como un lugar de trabajo para Su creación, y ha creado el Día del Juicio Final como una gran corte de justicia. Sembramos nuestras propias acciones en el mundo. En el Día del Juicio Final, son cosechadas las recompensas. Todos recibiremos los resultados de nuestras acciones. No hay ningún otro, salvo El, en quien podamos tomar refugio.

  Los servidores de Allah que lleguen a conocer a su Señor, hallando el significado de ese divino nombre en ellos mismos, retornarán a la lucidez desde la borrachera de contar como propias sus fortunas, sus altas posiciones y sus famas. Quienes hayan servido a reyes mundanos como a dioses, anhelarán al Gobernante de sus  gobernantes. Todos sabrán que no son abandonados a sus propios recursos en este divino reino, sino que existe un Director absoluto que  ve una hormiga negra trepando a una roca negra en la más obscura  de las noches, así como los más secretos pensamientos y  sentimientos que están pasando a través de las mentes y los corazones. Todo lo que uno es y todo lo que uno hace es observado y registrado; todo será tenido en cuenta en el Día del Juicio Final.

  Aquél que conoce “al-Malík”, aún si fuese un rey, sabrá que en el mejor de los casos él es un pastor encargado de cuidar una majada que no  le  pertenece  durante un  corto  tiempo. En la medida que  sea concienzudo y entregue trabajo esforzado y devoción, puede esperar ser recompensado por su amo. Si fuese un mal pastor, matando y asando los corderos,  bebiéndose toda  su  leche,  dejando  que los lobos hagan estragos en la majada, ciertamente él será  castigado.  Cuando terminen sus deberes como pastor , tendr  que rendir cuentas. Es mejor poner en orden nuestras cuentas antes del día en que deban ser sometidas.

"  'Abd al-Malik " es el  servidor al que se le ha otorgado el poder y el control sobre su  propia vida y acciones, así como sobre las vidas de  otros,  en la medida de los dictados y  la  voluntad de Allah.  La  manifestación del nombre “yá  Malík”, el Rey absoluto del  universo, en un servidor de  Allah es la más difícil de sobrellevar y el más poderoso de los atributos manifestados en el hombre.


A L - Q U D D U S

El es el más puro, despojado de toda mancha, falta, debilidad, desvío y error.

  “Al-Quddús” es el equivalente del atributo:

“mukhálafatun lil-haw dith”

“El  es el  Creador  que  no admite  semejanza  con  lo creado".

Esta  es  una  de  las  cinco  cualidades  que  indican la desemejanza de Allah con cualquier ser o cosa.

  “Al-Quddús” es la pureza única de Allah, por la cual Su esencia, Sus atributos, Sus nombres, Sus palabras, Sus acciones, Su justicia, están libres de toda mancha. El no admite ninguna semejanza, en cualquiera de sus atributos o acciones, ni aún con la más perfecta de  Sus criaturas. Pues a ellas siempre les falta algo de sus esencias, atributos, acciones, juicios o palabras. Por lo pronto, son temporales, mientras que Allah -el más perfecto,  el más puro, es eterno, libre de tiempo y lugar. Antes de la  existencia no había tiempo ni había lugar, pero Allah existía.

Los creyentes que comprenden y sienten esta divina pureza desearán alabar a Allah por Su perfección (“taqdís”) y recordarán  evitar atribuír a Allah algunas cualidades que sean  defectuosas o cualquier estado de imperfección temporal (tasbih).

Para encontrar el sentimiento de “al-Quddús” en sí mismo, uno deber trabajar en la depuración de su fé‚ mediante la eliminación de las dudas. La fé‚ es una totalidad. La existencia de una sola duda, la mancha. Uno habrá  de intentar  purificar sus devociones y plegarias mediante la sinceridad. La sinceridad en la plegaria consiste en orar

a Allah por el amor de Allah, y  por  ningún otro propósito, sin desviarse contemplando un beneficio diferente. De lo contrario, la plegaria en sí misma se convierte en “shirk”, el  imperdonable pecado de asociar iguales con Allah. Uno deber intentar limpiar su corazón mediante el abandono de los malos hábitos; los malos hábitos son como basura y espinas, y nuestros corazones son las  casas  de Allah.  El dice:

"Yo no quepo ni en los cielos ni en la tierra, pero quepo dentro de los corazones de Mis devotos servidores."

" 'Abd  al-Quddús" es aquél cuyo  corazón está limpio y purificado, y no contiene nada excepto Allah. Un corazón henchido de Allah está  a salvo de ser penetrado de todo, excepto El. La manifestación del nombre “Ya Quddús”, el Más Puro, podría solamente aparecer en  un corazón descripto por Allah en la Sagrada Tradición:

"Yo no quepo dentro  de  los cielos  y  la  tierra, sin embargo lo hago dentro  del coraz¢n de mi fiel servidor."


A S - S A L A M

En el Corán,  Allah dice:

“salamun kawlan min rabbin rahím”,

“el Benevolente Señor envía un “salam” - paz, bendiciones, protección, salvación y salutación - a los creyentes en el Paraíso” (36:57).

En este ayat Allah al-Rahim recompensa a los creyentes con la seguridad y la alegría del deseado Paraíso. El es quien salva a los fieles servidores de todos los peligros, llevándoles a la paz, bendiciones, y certidumbre del Paraíso. “As-Salam” es el estado de ser libre de toda falta, error, peligro y problema. En esto, se asemeja al divino nombre “al-Quddús”, pero en este caso concerniendo al futuro.  También significa aquél que es tesonero, ininterrumpido, carente de flaquezas, sin debilidades, persistiendo hasta la eternidad.

  Aquellos que encuentran la paz y seguridad de “as-SAllahm” en  sus corazones creen en, y dependen de Allah en todos sus  asuntos, y saben que por la gracia de ese nombre ellos serán salvados de todos los peligros y dificultades. Cuando ellos son salvados de un peligro por alguien, ven al verdadero salvador, no obstante estar también agradecidos al intermediario. Un proverbio turco dice, "No te apoyes en un árbol cuyo único futuro es secarse y pudrirse; no dependas de hombres, ellos solo envejecerán y morirán". Quien solamente depende de Allah, “as-SAllahm”, el salvador, jamás será presa del temor. La fuerza de Allah se mostrar a sí misma en él como la intrepidez del creyente.

Esta es la manifestación de “as-SAllahm”.

  La paciencia es asimismo una manifestación de “as-SAllahm”.  Allah dice:

"Si yo inflijo un dolor a mi servidor ya sea a través de su

cuerpo o sus posesiones o su familia o hijos y él enfrenta esto con la fuerza de la paciencia y la fé en  Mí, Yo me avergonzaría de pesar sus actos y de revisar los  libros de  sus  acciones en  el Día del JuicioFinal."

" ' Abd as-SAllahm" es aquél a quien Allah protege contra todos  los problemas, necesidades, y vergüenza.

Regresar

Subir

Siguiente

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Alyasameen | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.