Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

  

Episodio 2: Presentación de los cuatro Imames

 

En el nombre de Al∙lâh [1] el Todo Misericordioso, el Muy Misericordioso.

Las alabanzas son para Al∙lâh, el Señor de los mundos, y los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre Su Mensajero (SAAWS)[2]

Continuamos juntos el programa “Un llamamiento a la convivencia”.

El episodio de hoy es el segundo de este programa, que será una conmovedora introducción, y pido a Al∙lâh que sea de vuestro agrado.

Primero os recordaré lo que significa la convivencia. La convivencia significa que nos entendamos, dialoguemos y nos respetemos unos a otros aunque seamos diferentes, y que lo natural sea que somos diferentes. La convivencia significa también que establezcamos entre nosotros puentes y no muros ni paredes, que nosotros los musulmanes seamos capaces de encontrar un espacio común entre nosotros para que nos entendamos y dialoguemos.

El programa está dirigido a los maridos y a las esposas para que dialoguen entre ellos y así consigamos disminuir el número de divorcios. El programa está dirigido a los padres y a los hijos para que la relación entre ellos sea establecida sobre las bases del dialogo y no de las órdenes y del aislamiento entre generaciones. Queremos proteger a los jóvenes de las drogas y del extremismo, a través del dialogo y el entendimiento, que es a lo que se refiere la convivencia.

La intención y el objetivo del programa:

Al∙lâh dice: [Temed a Al∙lâh y reconciliaros entre vosotros], [los creyentes son hermanos, entonces reconciliar a vuestros hermanos], TSQ,[3] y el dicho del profeta: “El creyente es todo afecto, y quien no es afectuoso está exento de bien”.

Nuestra intención es que el Islam sea respetado en el mundo, porque lamentablemente hay una terrible falta de respeto y carencia de dialogo, lo que ha hecho que en occidente piensen que los musulmanes están totalmente alejados del dialogo y del entendimiento, hasta tal punto que hemos sido tildados de bárbaros, pero la realidad es que nuestra religión es la que más insta al dialogo y a la convivencia, y nuestro Corán es un libro dialogante.

Y al mismo tiempo, la convivencia no significa que occidente nos imponga su cultura y borre la personalidad de nuestros jóvenes, no significa la disolución, sino la presencia de dos partes que buscan un espacio común que les permita el dialogo. ¡El dialogo no significa que ocupes mi tierra y luego me digas vamos a convivir!

Me refiero con la convivencia, que se integren los musulmanes que viven en occidente en las sociedades en las que viven para que puedan presentar la verdadera imagen del Islam y enseñar así a la gente el valor del Islam, sin que tengan que perder su identidad y conservando su orgullo por el Islam.

Los cuatro imames y el llamamiento a la convivencia

La idea del programa es que presentemos al mundo ejemplos de la convivencia a través de nuestra historia, para que conozcan el Islam en occidente y su realidad.

Hemos buscado modelos de convivencia y hemos encontrado que la historia de los cuatro imames es una experiencia útil y adecuada para nuestro tiempo actual.

¿Pero, que relación tienen los cuatro imames con la convivencia? La realidad es que hay una íntima relación y os lo demostraré.

Los cuatro imames son los imames de la convivencia en la Historia de los musulmanes, y también son los imames del entendimiento, el dialogo y la civilización en la Historia de la humanidad.

Las causas de mi elección de los cuatro imames

1. Los cuatro imames vivieron en una época que se caracterizó por la gran apertura en unas condiciones similares a nuestro tiempo actual. Pues, si nuestra época es actualmente la era de la revolución tecnológica y la era de la revolución industrial anteriormente, la época de los cuatro imames, que tuvo lugar al comienzo del estado Abasí y al final del estado Omeya, fue la era de la aparición de nuevas ciencias y del renacimiento en todos los ámbitos.

2. Los cuatro imames vivieron en una época en la que acudió mucha gente de otras culturas para trabajar en los países musulmanes, es decir que tuvo lugar una invasión cultural, lo que es un punto en común con lo que sucede en nuestra época actual. Es verdad que el Islam en aquel tiempo era muy fuerte y nadie era capaz de combatirlo con las armas, pero todas las demás culturas como la griega, la romana, la persa acudieron a los países musulmanes. Así veremos cómo los cuatro imames convivieron sin diluirse, y cómo lograron conservar la religión y la cultura de la nación sin cerrarse sobre ellos mismos ni aislarse.

3. También fue una época posterior a la disputa que tuvo lugar entre ‘Alî Ibnu Abî Tâlib y Mu’âwiya Ibnu Abî Sufyân (que Al∙lâh esté complacido con ellos), y veremos cómo se comportaron durante esta disputa y cómo trataron este asunto.

4. Los cuatro imames tuvieron entre ellos diferencias, puesto que se encontraban en la época del comienzo de formación de la jurisprudencia islámica. ¿Qué significa formación de la jurisprudencia islámica? El Profeta, que los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, murió dejándonos el Corán y la Sunna (la tradición del Profeta) que consisten en un número limitado de aleyas y dichos, y durante nuestra vida van a darse un número ilimitado de problemas hasta el día del levantamiento. La jurisprudencia significa encontrar soluciones para todo lo relacionado con los asuntos de nuestra vida, de las adoraciones, el modo de rezar, ayunar,… las relaciones entre la gente, los matrimonios, los divorcios, las relaciones comerciales de compra-venta, la relación entre el gobernante y su pueblo, la relación entre los musulmanes y los que no lo son, y todos los ámbitos de la vida… bajo la tutela del Corán y la tradición del Profeta (SAAWS). Se trata de las ciencias islámicas más grandiosas e importantes puesto que extraen del Corán y la tradición del Profeta soluciones para todos los problemas de la vida.

Estos cuatro imames fueron de los primeros en iniciar esta ciencia y los primeros en establecer sus bases. Y puesto que cada uno de ellos tenía su manera y su propia forma de pensar, eran diferentes, y esta diferencia era en asuntos importantes, pero ellos se respetaban entre ellos y se amaban. ¿Existe un modelo de convivencia más profundo que este?

Otra razón es que en occidente se dice que la causa de la rigidez de los musulmanes es la rigidez de los primeros imames de la jurisprudencia, y por ello queremos demostrarles de qué manera los cuatro imames son un modelo ejemplar y extraordinario en la convivencia y la aceptación del “otro”, la aceptación de la existencia del “otro”, pero sin que ello implique la aceptación de su forma de pensar.

¿Que fue lo que destacó a los cuatro imames de los demás?

1- La convivencia con la siguiente generación, que adoptó su jurisprudencia y la heredó:

A pesar de que había otros Imames, que incluso tenían más conocimientos acerca de la jurisprudencia, la herencia de los cuatro imames nos llegó completa. Eso es debido a que pudieron convivir con la siguiente generación. De este modo, sus alumnos adoptaron su jurisprudencia y la divulgaron entre las siguientes generaciones.

Por ejemplo, el Imâm Abû Hanîfa seleccionó cuatro alumnos que observó que tenían algo distinto y distinguido y les dio dinero, porque eran pobres, para ayudarles a dedicarse y centrarse en los estudios. En este sentido, ha sido el primero en ofrecer becas a los alumnos sobresalientes mucho antes de adoptarse en Europa. Se graduaron bajo su tutela cuatro alumnos, entre ellos Abû Yûsef, quien llegó a ser el Juez Supremo más famoso en todo el mundo islámico. Mientras que hubo otros sabios como Al·layz Ibnu Sa’d, que vivía en Egipto, cuya jurisprudencia, sin embargo, nunca nos llegó. El Imâm Ash·Shâfe’î dijo a propósito de él: “Al·layz Ibnu Sa’d era más sabio que el imam Malek, solo que sus compañeros lo malograron”. Es decir, que no heredaron su sabiduría.

2- La flexibilidad en las relaciones: entre las razones del éxito de estos cuatro imames, es que eran flexibles en su relación con la gente y en sus opiniones de jurisprudencia.

3- El haber viajado e interactuado con otros: los cuatro Imanes viajaron mucho y conocieron a mucha gente, y vivieron en ciudades grandes y capitales.

La persona aislada nunca tiene éxito. Piensa en este dicho profético: “el creyente que convive con la gente y aguanta los daños que le pueden hacer es mejor que el que se aísla de la gente y no le hacen daño”

4- El éxito de sus relaciones con los gobernantes: nunca llegaron en su relación con los gobernantes hasta el enfrentamiento. A pesar de que tuvieron muchos desacuerdos, nunca han sido hipócritas, pero no han tenido problemas con ellos, y pudieron llevar a cabo sus ideas sin que fueran censuradas ni prohibidas.

¿Puedes dar crédito al hecho de que Europa se influenciara por las ideas del Imâm Ash·Shâfe’î?! En efecto, el Imâm ash·Shâfe’î fue el primero en afirmar que cualquier ciencia debía sustentarse sobre bases y sentó las bases de cómo extraer los decretos del Corán y la Sunna, lo cual dejó escrito en un libro. Y así el Imâm Ash·Shâfe’î sugirió un método para pensar de manera lógica (la dialéctica). Esta idea la aprendió Ibnu Rushd (Averroes) y la llevó a España, de donde pasó a toda Europa.

Una presentación rápida de los 4 sabios:

Lugar de nacimiento: Dos son naturales de Irak y dos de Al-Hiÿaz (Arabia Saudí actualmente).

· El imam Abû Hanîfa nació el año 80 de la Hêgira, en Al Kûfa que fue la sede del califato en la era de ‘Alî Bnu Abî Tâleb.

· El Imâm Ahmad Bnu Hanbal nació en Bagdad.

· El Imâm Mâlek nació en Medina.

· El Imâm Ash·Shâfe’î nació en Palestina, en Gaza, pero con orígenes de Makka (Meca), donde vivió desde que tenía tres años hasta el fallecimiento de su padre.

Nota Importante: los cuatro imames eran de ciudades grandes o vivían en ciudades grandes; dos de ellos representan la escuela de Al-Hiÿâz y los dos restantes representan la de Irâk.

Los orígenes: dos de ellos son de origen árabe y dos de raíces no árabes.

    • Ash·Shâfe’í pertenece a la descendencia del Profeta Mohammad, que los rezos y la paz de Al∙lâh sean sobre él, y era por tanto de la tribu de Qoraysh.
    • El Imâm Ahmad Bnu Hanbal era de la tribu de Banî Shaybân, una tribu árabe muy famosa.
    • Abû Hanîfa era de origen persa.
    • Al Imâm Mâlek dicen que era de los Mawâli, sus abuelos figuraban entre los esclavos que fueron liberados.

Esto ha supuesto un punto muy importante en la convivencia, pues, ¿como una sociedad árabe ha permitido ser guiada por un Imâm no árabe? Antes del Islam un árabe nunca aceptaría que uno que no fuera árabe le guiara o le gobernara. ¡Aquí es donde puedes observar la influencia del Islam sobre la gente!

Su orden cronológico:

El primero de ellos es Abû Hanîfa, seguido por el Imâm Mâlek, después por el Imâm Ash·Shâfe’í y finalmente el Imâm Ahmad Bnu Hanbal. ¿Te puedes creer que fueron alumnos unos de otros? ¡Y todos ellos con ideas diferentes, y respetándose!

Su situación económica y social:

  • Abû Hanîfa fue un comerciante rico, vestía ropa cara. Y aun así, daba de su riqueza y se sentaba con los pobres hasta tal punto, que ellos no pensaban que fuera rico.
  • A Mâlek, le gustaba la elegancia.
  • Ahmad Ibnu Hanbal y Ash·Shâfe’í eran pobres.
  • Los cuatro eran descritos por su elegancia y su buena apariencia física.

Aún así, tanto siendo pobres como ricos, pudieron convivir entre sí.

Sus escritos:

Tres de ellos son autores de libros:

  • Al Shafeí redactó un libro titulado Arrisâlah “la carta”, en el que expresó el resumen de su pensamiento.
  • El Imâm Ahmad Ibnu Hanbal escribió: Musnad Al Imâm Ahmad Ibnu Hanbal.
  • El Imâm Mâlek escribió un libro titulado Al Muwatta´.
  • Abû Hanîfa no pudo escribir ningún libro pero pudo influir en muchos hombres, que son quienes reunieron y redactaron su Fiqh “Jurisprudencia islámica”. Pues el Imâm Abû Hanîfa se reunía con sus alumnos y con muchos de los sabios y también con instruidos de la ciencia islámica, en unos círculos, como un equipo de trabajo, para deducir los decretos a partir del Corán y la Tradición del Profeta (SAAWS) y sacar a la luz la opinión del Islam acerca de los asuntos de su época. Estas reuniones continuaron durante 30 años, y redactaba la opinión a la que llegaban, aun cuando él no estaba de acuerdo… Hasta el punto de que algunos sabios dejaron sus círculos uniéndose a los de Abû Hanîfa, porque vieron que en ello estaba el beneficio para el Islam.

En occidente hablan ahora del trabajo en equipo y de tormenta de ideas. Nosotros les decimos que Abû Hanîfa desde el año 80, después de la Hégira, llevó a cabo un trabajo académico-científico, con un trabajo en equipo, y también estableció las becas de estudio.

Su media de vida: vivieron muchos años

· Abû Hanîfa vivió 77 años.

· El Imâm Mâlek, 86 años.

· Ahmad Ibnu Hanbal vivió 77 años.

· El Imâm Ash·Shâfe’í murió joven, con 54 años. ¡Vivió poco pero sus logros fueron fructíferos!

Lo extraño es que la gente estuvo acercándose y escuchándoles hasta su muerte y no los abandonaron jamás. Esto no se debió sólo a la ciencia que repartían sino también a sus cualidades para convivir, a su poder en el trato con la gente. Por ejemplo, el Imâm Mâlek estuvo impartiendo sus clases en Arrawda del Profeta (SAAWS) situado en la mezquita de Medina hasta su muerte, y miles de personas se reunían con él, hasta el punto de que su casa se llenaba y entonces contrató ayudantes para organizar la entrada de estas multitudes.

Ejemplos de convivencia:

Una vez, el Imâm Abû Hanîfa estaba realizando la peregrinación, y fue al barbero y le preguntó. “¿cuánto quieres que te dé?” el barbero le respondió: “no se deben poner condiciones sobre el dinero en los ritos de la peregrinación”, Abû Hanîfa se sorprendió y le dijo: “¿me permites que traiga un papel y un cálamo para escribirlo?” ¡Abû Hanîfa va a tomar nota de un barbero! Puede que esto sea uno de los motivos de su éxito. Después, el Imâm Abû Hanîfa se sentó y el barbero le dijo: “gírate” y Abu Hanifa le preguntó “¿por qué?, el barbero le dijo: “gira tu cabeza hacia la dirección de la Kaaba en la mezquita sagrada para que seas recompensado porque es un rito de devoción”. Imaginad, ¡lo escribió a continuación! El barbero terminó su trabajo, estando el imam callado, y entonces el peluquero le dijo “Proclama la grandeza de Al·lâh, pues es un rito de devoción”, y Abu Hanîfa escribió esto también. Abû Hanîfa cuenta: “Aprendí del peluquero cinco cuestiones sobre jurisprudencia, que desconocía anteriormente”

Además, en este programa te ayudaremos a ganar la confianza y el amor de la gente, pero sin hipocresía, pues los cuatro imames convivieron juntos pero aferrándose a sus principios. Por eso fueron acosados e incluso encarcelados en prisión.

El Imâm Ahmad Ibnu Hanbal cuando fue encarcelado dijo: "el juez entre nosotros serán los funerales", y así fue, pues en su funeral se reunieron decenas de miles de gente mientras que quienes le encarcelaron murieron y nadie los recordó.

El Imâm Abû Hanîfa fue encarcelado cuando rechazó ser jefe de los jueces, porque el califa en esta época, Al Mansûr, quería que la ley fuese conforme a sus intereses. Entonces, Abû Hanîfa rechazó este cargo y como consecuencia el califa ordenó su tortura hasta que lo aceptara… Hasta que un día su madre le dijo: "acéptala", y él le respondió: " ¡Mamá! si lo acepto, perderé la vida mundana y la otra vida. Si mi dictamen como juez fuese escuchado, entonces habría aceptado" ¡Esta es la convivencia!. Abû Hanîfa le dijo a su discípulo Abû Yûsef: "creo que serás un gran juez y cambiarás la situación de tu época". Abû Yûsef le respondió: "¿cómo acepto ser juez cuando tu has rechazado ese cargo?". Entonces, Abû Hanîfa le replicó: "¿Acaso tu época va a ser igual que la mía?" Esto significa que la jurisdicción era un gran trabajo pero lo que le impedía aceptarlo era la idea de cambiar sus principios. ¿Observáis el equilibrio que mantenían? Fueron acosados, pero mantuvieron sus principios.

Además, la mujer desempeñó un gran papel en la vida de los cuatro imames. Por ejemplo: aunque el padre del Imâm Ahmad Ibnu Hanbal murió cuando su mujer tenía alrededor de veinte años de edad, ella no se casó con otro para que pudiera educar a su hijo. La madre del Imâm Ash·Shâfe’í le decía a él: "He jurado consagrarte para la ciencia para que Al·lâh agrupe la Umma (nación) con tu esfuerzo". La madre del imam Al Shafeí tenía la idea de la convivencia y la agrupación de la nación, y la sembró en su hijo hasta que llegó a ser el imam de la convivencia. En cuanto al Imâm Mâlek, su madre le protegió y dirigió su vida por el camino recto con inteligencia, sin dominarle.

Entre los maestros que educaron al Imâm Mâlek: ‘Âisha Bent Sa'd Bnu Abî Waqqâs (Sa'd Bnu Abî Waqqâs es el hijo de quien abrió Iraq). Sin embargo el imam

Ash·Shâfe’í aprendió parte de sus conocimientos a manos de Nafîsa Bent Al Hasan Bnu ‘Alî en Egipto. Observa la mentalidad abierta y la convivencia que tenían con la mujer en aquella época. Además, el Imâm Abû Hanîfa recurrió a las opiniones de muchas mujeres en sus fatwas (dictámenes).

Una vez la madre de Abû Hanîfa le preguntó sobre el dictamen de una cuestión sobre jurisprudencia pero no le convenció su respuesta, entonces insistió en que fuera a ver a Zar'a Alqâs, que era un fiel devoto y no un sabio en la ciencia del Islam. Abû Hanîfa aceptó ir a preguntarle. Entonces envió a alguien a Zar'a Alqâs para que le dijera la pregunta y la respuesta, luego fueron a verle. La madre le dijo: “contéstanos sobre esta cuestión”. Él respondió: ¿cómo te respondo y tienes al gran Imâm?. El Imâm Abû Hanîfa le dijo: "respóndele". Entonces le dio la misma respuesta que su hijo el Imâm Abû Hanîfa le había dicho anteriormente. Entonces su madre aceptó la fatwa. ¡Esta es la convivencia con la madre!

Los cuatro imames cuidaban mucho su elegancia, y el secreto de su éxito es que eran todo un modelo a seguir, pues cumplían lo que decían.

Los cuatros imames tenían también otros talentos además de la jurisprudencia. El Imâm Ahmad tenía una escritura maravillosa y el Imâm Ash·Shâfe’í escribía hermosos poemas, por ejemplo:

Detractamos nuestra época y la detracción está en nosotros…

Y no hay más detracción en nuestra época que nosotros

Esta ha sido una introducción acerca de los cuatro imames.

Estoy orgulloso de hablar sobre nuestra Historia. Digo a los occidentales: "escuchad nuestra historia", y a los jóvenes: "estad orgullosos de vuestro patrimonio cultural y convivid con la sociedad". Además digo a los musulmanes que viven en los países occidentales: "convivid con la sociedad a vuestro alrededor y estad orgullosos de vuestra pertenencia a esta religión e historia". Digo a los musulmanes que nuestra historia es valiosa y necesitamos la convivencia.

Si Al·lâh quiere continuaremos el programa hablando el próximo episodio sobre el Imâm Abû Hanîfa.

Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Al·lâh sean con vosotros.


[1] Al∙lâh significa Dios. Es el Nombre Más Grande que ostenta el Único Creador que posee todos los atributos propios de la divinidad, tal como fue revelado en el Qor´ân.

[2] (SAAWS): Sal·la Al·lâhu Alayhi Wa Sal·lam: Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que es explicada por los ulemas como sigue:

Sal·la Al·lâhu Alayhi: significa que le cubra con su misericordia…El motivo de traducirlo literalmente es porque estas palabras son repetidas por los musulmanes de todo el mundo, siguiendo el precepto divino de decir esta expresión siempre que se mencione al Profeta, en la llamada a la oración (Al Âdhân) o en cualquier circunstancia, como veneración concedida por Al·lâh a Su último Mensajero, que ha sido enviado a toda la humanidad. Wa sal·lam: significa: y derrame Su Paz sobre él.significa: y derrame Su Paz sobre él.

[3] TSQ : Traducción de los Significados de Al Qor'ân. Es imposible transmitir exactamente los verdaderos significados que contienen las palabras de Al Qor'ân o imitar su elocuente retórica. Se han traducido los significados de Al Qor'ân y no se puede decir que sea una traducción de Al Qor'ân. Esta traducción nunca podrá reemplazar la lectura de Al Qor'ân en lengua árabe -la lengua en que fue revelado.

 

 

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Galería | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.