Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Alyasameen | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

 

 

Profetas en el Corán

 

El Profeta Nuh (Noé)

El Profeta Hud

El Profeta Salih

 


 

El Profeta Nuh (Noé)

Que la paz sea con el

 

Nuh fue uno de los primeros profetas que fueron mandados a la humanidad, y sin embargo es uno de los profetas de cuyo vida la gente todavía conoce hoy en día.

Nuh fue mandado en un tiempo cuando la mayoría de los descendientes de Adam y Hawwah se habían volteado de la guía de ALLAH, negándose a adorarlo a El y rechazando a Sus mensajeros: La gente de Nuh negó a los enviados, cuando su hermano Nuh les dijo: ¿No vais a tener temor? Yo soy para vosotros un mensajero fiel. Así pues temed a ALLAH y obedecedme. No es pido ningún pago por ello; mi recompensa sólo incumbe al Señor de los mundos.

Así pues, temed a ALLAH y obedecedme. Dijeron: ¿Vamos a creer en ti cuando los que te siguen son los mas bajos? Dijo: No me corresponde lo que hacen. Su cuenta no incumbe sino a mi Señor, si fuerais conscientes. Y yo no voy a rechazar a los creyentes, Yo sólo soy un advertidor explícito. Dijeron: Si no dejas de hacerlo, Nuh, date por lapidado. (26.105-116)

Y también, Enviamos a Nuh a su gente: ¡Advierte a tu gente antes de que les llegue un doloroso castigo! Dijo: ¡Gente mía! He venido a vosotros para advertiros con claridad, que adoréis a ALLAH, Le temáis y me obedezcáis. El os perdonará vuestras faltas y os dejará hasta un plazo fijado, pero cuando el plazo de ALLAH llegue a su fin, no habrá más demora. ¡Si supierais! (71.1-4)

Y también: Recítales la historia de Nuh cuando dijo a su gente: ¡Gente mía! Si no podéis soportar mi posición y que os llame al recuerdo con los signos de ALLAH... En ALLAH me apoyo. Decidid lo que vayáis a hacer encomendándoos a los dioses que asociáis (con ALLAH), hacedlo abiertamente y llevadlo a cabo en mí sin más demora. Y si os apartáis... Yo no os pedí ningún pago, mi recompensa incumbe únicamente a ALLAH. Se me ha ordenado ser de los que están sometidos. (10-71-72).

Y también: Y así fue como enviamos a Nuh a su gente, y les dijo: ¡Gente mía! Adorad a ALLAH, fuera de El no tenéis a otro dios; temo para vosotros el castigo de un día terrible. Dijeron los ricos y principales de su gente: Te vemos en un claro extravío. Dijo: ¡Gente mía! No hay en mí extravío alguno, sino que soy un mensajero del Señor de los mundos.

Os hago llegar los mensajes de mí Señor y os aconsejo; y sé, procedente de ALLAH, lo que no sabéis. ¿Os sorprende que os haya llegado un recuerdo de vuestro Señor a través de uno de vosotros para advertirlos y para que fuerais temerosos y se pudiera tener misericordia con vosotros? (7.58-62).

Sin embargo las palabras de Nuh fueron para orejas sordas: Dijo: ¡Señor mío! He llamado a mí gente noche y día pero mi llamada no ha hecho sino aumentarles su rechazo. Cada vez que les he llamado a Tu perdón, se han puesto los dedos en los oídos y se han tapado con sus vestidos, aferrándose a lo suyo con gran soberbia. Los he llamado de viva voz y les he hablado en público y a cada uno en privado. Y les he dicho: pedid perdón a vuestro Señor, El es muy Perdonador. Enviará sobre vosotros el cielo con lluvias abundantes y os dará más riquezas e hijos, así como jardines y ríos.

¿Pero qué os pasa que no podéis concebir grandeza en ALLAH cuando El os creó siete cielos uno sobre otro y puso en ellos una luna a modo de luz y un sol a modo de lámpara, y os originó a partir de la tierra, cual plantas?

Luego os hará regresar a ella y os hará salir de nuevo. ALLAH os ha puesto la tierra extendida para que en ella recorrierais amplios caminos.

Dijo Nuh: ¡Señor mío! Me han desobedecido y han seguido a quien no les procura ni más riquezas ni más hijos, sólo perdición.

Y urdieron una gran estratagema. Dijeron: No abandonéis a nuestros dioses; no abandonéis a Wudd ni a Suwa'a ni a Yaghuz ni a Ya'uq ni a Nasr.

(Dijo Nuh: ) Ellos han extraviado a muchos: ¡No acrecientes a los injustos sino en extravío! (71.5-24).

Fue por la persistencia de la gente que hace la maldad en no hacerle caso a el mensaje que por fin Nuh rezo por su destrucción, no por venganza, si no que quería que la tierra estuviera limpia de la gente corrupta y de los que hacen a otros corruptos: Y dijo Nuh: ¡Señor mío! No dejes en pie sobre la tierra ningún hogar de incrédulos. Pues si los dejas, extraviarán a Tus siervos y no engendrarán sino libertinos e incrédulos.

¡Señor mío! Perdóname a mí y a mis padres y a todo aquel que entre creyente en mi casa, así como a todos los creyentes y a todas las creyentes. Y no acrecientes a los injustos sino en destrucción. (71.26-28).

En otro lado del Corán, en Surah al-Muminun, ALLAH describe a la gente que rechazo a Nuh en estos ayat:

Enviamos a Nuh a su gente y dijo: Gente mía, adorad a ALLAH, no tenéis a otro dios mas que El. ¿No vais a temerle?

Y dijeron los magnates, que eran los que de su pueblo se habían negado a creer: No es más que un hombre como vosotros que busca la supremacía entre vosotros, si ALLAH hubiera querido habría hecho bajar ángeles. No habíamos oído nada de esto de nuestros primeros padres. No es más que un hombre poseso, dadle un tiempo de espera. (23.23-25)

Y también, Enviamos a Nuh a su gente: "Es verdad que soy para vosotros un claro advertidor". Adorad sólo a ALLAH pues temo para vosotros el castigo de un día doloroso. Y dijeron los magnates, aquellos de su gente que no creían: No vemos en ti sino a un ser humano como nosotros y vemos que sólo te siguen los más bajos de nosotros, sin ninguna reflexión; y tampoco vemos que tengáis ningún¡ mérito sobre nosotros, sino que por lo contrario os tenemos por mentirosos.

Dijo: ¡Gente mía! Decidme: Si estoy basado en una prueba clara de mi Señor y El me ha concedido una misericordia de junto a Sí que a vosotros se os ha ocultado. ¿Es que vamos a obligaros a aceptarla si os produce aversión?

¡Gente mía! No os pido a cambio ninguna riqueza pues mi recompensa sólo incumbe a ALLAH y no pienso despreciar a los que creen porque ellos encontrarán a su Señor; sin embargo os veo gente ignorante. ¡Gente mía! ¿Quién me defendería de ALLAH si los desprecio? ¿Es que no vais a recapacitar?

Y no os digo que poseo los tesoros de ALLAH ni que conozco el No-Visto, ni digo que sea un ángel ni les voy a decir a aquellos que vuestros ojos desprecian, que ALLAH no les va a dar ningún bien, pues ALLAH sabe mejor lo que hay en sus almas, y en ese caso yo sería de los injustos.

Dijeron: ¡Nuh! Nos has refutado y has aumentado la disputa entre nosotros; haz que venga a nosotros la amenaza que aseguras, si eres de los que dicen la verdad. Dijo: ALLAH hará que os llegue si El quiere y no podréis impedirlo. Si ALLAH quiere desviaros, mi consejo, aunque quiera aconsejarlos, no os servirá de nada. El es vuestro Señor y a El habéis de regresar.

O dicen: Lo ha inventado. Di: Si lo he inventado, sobre mí recaerá el mal que haya hecho, pero soy inocente del mal que vosotros hagáis. (11.25-35).

Entonces Nuh, la paz sea con el, se volteo a ALLAH y le pidió su ayuda, y su oración fue contestada: Dijo: ¡Señor mío, ayúdame ya que me tratan de mentiroso! Entonces le inspiramos: Construye una nave bajo Nuestra mirada e inspiración. Cuando Nuestra orden llegue y el horno se inunde, embarca en ella a dos ejemplares de cada especie y a tu gente, con la excepción de aquel contra el que se haya decretado una palabra previa.

Y no Me hables a favor de los injustos, pues en verdad han de perecer ahogados. Cuando tú y quienes están contigo están hayáis subido en la nave, di: Las alabanzas a ALLAH que nos ha salvado de la gente injusta. Y di: ¡Señor mío! Haz que arribe a un lugar bendito. Tú eres el mejor en hacer llegar a buen término. Es cierto que en eso hay signos: No hicimos sino ponerlos a prueba.(23.26-30).

En otro lado del Corán, en Surah Hud, la respuesta de ALLAH a la oración de Nuh, es descrita en estos ayat:

Y le fue inspirado a Nuh que excepto los que habían creído, nadie más de su gente creería. ¡No te entristezcas por lo que hacen! Construye la nave bajo Nuestros ojos e inspiración y no me hables de los que han sido injustos pues realmente ellos van a ser ahogados!

Y mientras construía la nave, cada vez que pasaban por delante algunos de los principales de su gente, se burlaban de él. Dijo: Si os burláis de nosotros, ya nos burlaremos nosotros de vosotros como os burláis ahora.

Y ya sabréis quién va a llegarle un castigo que le humillará y sobre quién se desatará un castigo permanente. (11.36-39).

Cuando llego la hora, agua empezó a salir a chorros de la tierra al igual que caer del cielo: Antes que ellos ya había negado la verdad la gente de Nuh. Negaron a Nuestro siervo y dijeron: Es un poseso. Y lo rechazaron con amenazas. Entonces rogó a su Señor: ¡Me han vencido, auxíliame! Y abrimos las puertas del cielo con una agua torrencial, e hicimos que la tierra se abriera en manantiales y se encontraron las aguas por un mandato que había sido decretado. (54.9-12).

Y también, Así hasta que llegó Nuestro mandato y el horno rebosó, dijimos: Sube en ella una pareja de cada especie y a tu familia, exceptuando aquel contra el que ya haya precedido la palabra, y a los que crean; pero sólo eran unos pocos los que con él creían.

Y dijo: ¡Embarcad en ella! Y que sean en el nombre de ALLAH su rumbo y su llegada. Es cierto que mi Señor es Perdonador y Compasivo. (11.40-41).

Y también, Y lo llevamos en una embarcación hecha de tablas y clavos, que navegó bajo Nuestra mirada. Recompensa para el que había sido negado. La hemos dejado como un signo. ¿Hay quien recapacite? (54.13-15)

La gran cuenca de Mesopotamía, por la cual pasaban los poderosos ríos de el Eufrates y el Tigris, ahora estaba completamente bajo agua, y conforme iba subiendo el agua, cargando el barco con ellos, uno de los hijos de Nuh fue dejado atrás: Y navegaba con ellos entre olas como montañas. Entonces Nuh llamó a su hijo que estaba aparte. ¡Hijo mío! Sube con nosotros y no estéis con los incrédulos.

Dijo: Me refugiaré en una montaña que me librara del agua. Dijo: Hoy no habrá nada que libre del mandato de ALLAH excepto para aquel del que tenga misericordia. Y las olas se interpusieron entre ambos quedando entre los ahogados. (11.42-43).

Ya que Nuh era su padre, no podía dejar de preguntarse el destino de su hijo: Dijo: ¡Nuh! El no es de tu familia y sus obras no son rectas; no me preguntes por aquello de lo que no tienes conocimiento. Te advierto para que no estéis entre los ignorantes. Dijo: ¡Señor mío!, verdaderamente me refugio en Ti de preguntarte aquello de lo que no tengo conocimiento, y si no perdonas y tienes misericordia de mí estaré entre los perdidos. (11.45-47)

Ahora que estamos relatando la vida de Nuh, hay que decir que su esposa también fue de los que lo rechazo y que ella también fue de los ahogados.

Eventualmente - después de cuarenta días según unas fuentes - el nivel del agua empezó a bajar: Y se dijo: ¡Tierra, absorbe tu agua! ¡Cielo, detente! Y el agua decreció, el mandato se cumplió y (la nave) se posó sobre el Yudi. Y se dijo: ¡Fuera la gente injusta! (Yudi es un monte cercano de Mosul en Iraq) (11.44)

Y así fue que todos los que rechazaron a Nuh fueron destruidos, mientras que los pocos que lo aceptaron, a lado de las criaturas de la tierra, fueron salvados: Y así fueron ahogados a causa de sus transgresiones y fueron introducidos a el fuego y no encontraron para ellos quien los defendiera aparte de ALLAH. (71.26-27).

Y también: Lo tacharon de mentiroso y lo salvamos en la nave junto a los que con él estaban, dejándolos como sucesores y ahogando a los que habían negado la verdad de Nuestros signos. Y mira cual fue el fin de los que habían sido advertidos. (10.73).

Y también: Lo tacharon de mentiroso y lo salvamos en la nave a él y a los que con él estaban, ahogando a los que habían negado a la verdad de Nuestros signos. Verdaderamente fueron una gente ciega. (7.63)

Una vez que había bajado el agua completamente,  Nuh y sus seguidores-incluyendo a sus tres hijos, llamados Ham, Sem y Yafeth- estaban libres de continuar sus vidas sobre la tierra: Se dijo: ¡Nuh! desembarca a salvo con una seguridad procedente de Nosotros y con bendiciones sobre ti y sobre las comunidades de los que están contigo y las comunidades a las que dejaremos disfrutar; y luego les alcanzará de Nuestra parte un castigo doloroso. (11.48).

Y también: Y así fue como Nuh nos llamó. ¡Que excelentes Respondedores! Lo salvamos a él y a su familia de la gran catástrofe. E hicimos que fueran sus descendientes los que se quedaran. Y dejamos su memoria para la posteridad. Paz para Nuh en todos los mundos.

Así es como recompensamos a los que hacen el bien. El fue uno de Nuestros siervos creyentes. Luego a los demás, los ahogamos. (37.75-82).

Es interesante notar en este relato que es claro en los siguientes ayah que Nuh llegó a una edad muy avanzada: Y he aquí que enviamos a Nuh a su gente y estuvo con ellos mil años menos cincuenta. La inundación los sorprendió mientras eran injustos. Pero a él y a los que iban en la nave los pusimos a salvo, e hicimos de ella un signo para todo el mundo. (29.13-14).

Por lo tanto la historia de  Nuh, la paz sea con el, continuo quedando como un recuerdo para la humanidad mucho después de que sus seguidores inmediatos habían muerto, y siempre se quedo como recordatorio para la gente que entiende. Es verdad que es difícil viajar en un barco sin recordar lo que le paso a los que aceptaron a  Nuh, y lo que le paso a los que lo rechazaron. Como ALLAH dice en Surah Ya Sin- la cual se conoce como el corazón del Corán: Y hay un signo para ellos en cómo embarcamos a sus progenitores en la nave henchida. Y hemos creado para ellos, otras (naves) semejantes en las que embarcan. Y si queremos podemos hacer que se ahoguen sin que tengan quien les socorra ni sean salvados. A no ser por una misericordia de Nuestra parte y para concederles un disfrute por un tiempo.

Y cuando se les dice: Temed lo que hay tras vosotros y lo que ha de venir, para que así se os pueda tener misericordia. No hay ningún signo de los signos de tu Señor que les llegue, del que no se aparten. (36.40-45).

Es interesante tomar nota que en las historias de ambos Adam y Nuh nos damos cuenta que no puede ser posible que seamos descendientes de los monos o cualquier otro proceso de evolución. Adam y Hawwah fueron creados como seres humanos; la gente que descendió de ellos fueron todos seres humanos; la gente de Nuh eran todos descendientes de ellos; y todas las gentes después de la gran inundación fueron descendientes de Nuh y los creyentes que sobrevivieron con el.

Después de las muertes de Nuh y sus sucesores inmediatos, que ALLAH esté complacido con ellos, el mismo patrón de comportamiento que había existido antes de la gran inundación empezó a emergerse en las naciones que habían surgido de los descendientes de Nuh y de los creyentes que fueron salvados con el:

Después, tras él (Nuh), enviamos mensajeros a su gente y fueron a ellos con las pruebas claras pero no creyeron lo que ya antes habían tachado de mentira. Así es como marcamos los corazones de los transgresores. (10.74).

 


El Profeta Hud

Que la paz sea con el

 

Uno de los primeros profetas que fue mandado después de Nuh fue Hud, la paz sea con Él. Fue mandado a la gente de A'ad- de quien se dice que fue el bisnieto de Sham, uno de los hijos de Nuh- él vivió en el sur de Arabia, en la región que se conoce como ar-Rub al-Khali, la Región Vacía, fue mandado porque la gente se habían vuelto adoradores de ídolos.

 

Y a los Ad, a su hermano Hud que les dijo: ¡Gente mía! ¡Adorad a ALLAH! Fuera de El no tenéis otro dios. ¿No os guardaréis? Dijeron los ricos y principales de su gente, que no creían: Te vemos en una insensatez y te tenemos por uno de los mentirosos. Dijo: ¡Gente mía! No hay en mí ninguna insensatez, sino que soy un mensajero del Señor de los mundos.

 

Os hago llegar los mensajes de mi Señor y soy un consejero digno de confianza para vosotros. ¿Os sorprende que os haya llegado un recuerdo de vuestro Señor a través de uno de vosotros para advertirlos? Recordar cuando os hizo sucesores de las gentes de Nuh y os dio una complexión y una fuerza superiores. Recordar los dones de ALLAH para que así podáis tener éxito.

 

Dijeron: ¿Has venido a nosotros para que adoremos únicamente a ALLAH y abandonemos lo que nuestros padres adoraban? Tráenos lo que nos has prometido si eres de los veraces. Dijo: Un castigo vergonzoso y la ira de vuestro Señor han de caer sobre vosotros. ¿Vais a contradecirme, con argumentos a favor de unos nombres que vosotros y vuestros padres habéis asignado, y con los que ALLAH no ha hecho descender ningún poder? Esperad entonces, que yo también espero.

 

Y lo salvamos junto a los que con él estaban, por una misericordia Nuestra, exterminado a los que habían negado la verdad de Nuestros signos y no eran creyentes. (7.64-71).

 

Es claro de la siguiente referencia en Surah al-Fayr de su principal ciudad, Imran. Que la gente de A'ad tenia una cultura que era muy desarrollada y sus habilidades de arquitectura eran mas altas que todas las demás gentes de su tiempo:

¿No has visto lo que hizo tu Señor con los Ad? Imran la de las columnas como lo que no se creó otra igual en todo el país. (89.6-8).

 

También es claro en los siguientes ayat de Surah ash-Shu'ara que eran ricos, poderosos, y injustos:

Los Ad negaron a los enviados cuando su hermano Hud les dijo: ¿No vais a temer? Yo soy para vosotros un mensajero fiel. Así pues temed a ALLAH y obedecedme. No os pido por ello ningún pago, mi recompensa sólo incumbe al Señor de los mundos.

 

¿Cómo es que edificáis señales en los lugares elevados de cada camino por capricho? ¿Y os construís fortalezas como si fuerais a ser inmortales? ¿Y cuando atacáis, os comportáis como tiranos? ¡Temed a ALLAH y obedecedme!

 

¡Temed a Aquel que os ha agraciado con lo que no sabéis! Os ha agraciado con ganado e hijos, jardines y manantiales. De verdad que temo para vosotros el castigo de un día grave.

 

Dijeron: Nos da igual que nos exhortes o que te quedes sin exhortarnos. Esto no es sino la manera de ser de los antiguos. Y no vamos a ser castigados. Negaron la verdad que traía y los destruimos, es verdad que en eso hay un signo. La mayoría de ellos no eran creyentes. Realmente tu señor es el Irresistible, el Compasivo. (26.123-140).

Y también:

 

Y a los Ad, su hermano Hud que dijo: ¡Gente mía! Adorad a ALLAH, no tenéis otro dios que El; y si no, es que sois mentirosos. ¡Gente mía! No os pido ningún pago a cambio, mi recompensa sólo incumbe a Aquel que me creó. ¿Es que no vais a razonar? ¡Gente mía! Pedid perdón a vuestro Señor y dirigios a El; enviará el cielo sobre vosotros con abundantes lluvias y añadirá fuerza a vuestra fuerza. No os apartéis como los que hacen el mal.

 

Dijeron: ¡Hud! No nos has traído ninguna prueba clara y no vamos a abandonar a nuestros dioses por lo que tú digas, ni te creemos. Lo que decimos es que alguno de nuestros dioses te ha trastornado. Dijo: Pongo a ALLAH como testigo y sedlo vosotros, de que soy inocente de lo que asociáis aparte de El; así pues tramad contra mí todos sin mas espera.

 

Verdaderamente yo me apoyo en ALLAH, mi Señor y el vuestro. No hay ninguna criatura que el tenga asida del mechón de su frente (es decir, no hay criatura cuyo destino no éste en Sus manos); es cierto que mi Señor actúa según un camino recto. Y si os apartáis... Yo os he transmitido aquello con lo que fui enviado a vosotros. Mi Señor os sustituirá por otra gente y no Le perjudicaréis en nada. Es verdad que mi Señor es Protector de todas las cosas.

 

Cuando Nuestra orden llegó, salvamos a Hud y a quienes junto a él habían creído gracias a una misericordia que vino de Nosotros y los libramos de un severo castigo. (11.50-57).

 

Así como fueron destruidos la gente de Nuh por el agua, la gente de Aád fueron destruidos por el aire - un viento tremendo:

 

Y recuerda al hermano de los Ad, cuando advirtió a su gente en las dunas. Antes de él ya habían venido advertidores, como lo harían después: No adoréis sino a ALLAH, temo por vosotros el castigo de un día grave. Dijeron: ¡Has venido a nosotros para apartarnos de nuestros dioses? Tráenos aquello con lo que nos amenazas si eres de los que dicen la verdad.

 

Dijo: Realmente el conocimiento sólo está junto a ALLAH, yo no hago sino haceros llegar aquello con lo que he sido enviado; sin embargo os veo gente ignorante. Y cuando lo vieron como una nube frente a sus valles, dijeron: Esta es la nube que nos trae lluvia. Pero no, es aquello cuya venida estabais urgiendo: Un viento que encierra un doloroso castigo.

 

Lo arrasó todo por mandato de su Señor; y amanecieron, y sólo podían verse sus moradas. Así es como recompensamos a la gente que hace el mal. Les habíamos dado una posición que no os hemos dado a vosotros y les habíamos dado oído, vista y corazón; pero ni su oído, ni su vista ni su corazón les sirvieron de nada cuando negaron los signos de AllahH, y aquello de lo que se habían burlado los rodeó.

 

Y es cierto que hemos destruido las ciudades de vuestro alrededor y hemos explicado repetidamente los signos para que pudieran volverse atrás. Pero, ¿por qué no les auxiliaron ésos que ellos habían tomado como objeto de adoración y dioses, fuera de AllahH? Ni siquiera pudieron encontrarlos. Y así fue su mentira y lo que habían inventado. (46.20-27).

 

Y también: Los Ad fueron soberbios en la tierra sin razón, dijeron: ¿Quién tiene más poderío que nosotros? ¿Es que no veían que ALLAH, que los había creado, tenía más fuerza y poder que ellos? Negaron sistemáticamente Nuestros signos.

 

Entonces enviamos contra ellos un viento gélido a lo largo de días fatales para que probaran así el castigo de la humillación en esta vida. Sin embargo el castigo de la Ultima será más humillante y nadie los auxiliará. (41.14-15).

Y también: Y (la señal) los Ad, cuando mandamos contra ellos el viento aciago. Nada de lo que alcanzó quedó sin estar marchito. (51.41-42).

 

Y también: Negaron la verdad los Ad y cómo fueron Mi castigo y Mi advertencia. Enviamos contra ellos un viento helado en un día nefasto y sin fin. Se llevaba a los hombres como palmeras arrancadas de cuajo. ¡Y cómo fueron Mi castigo y Mi advertencia! (54.18-21).

 

Y también: Y los Ad fueron destruidos por un viento gélido y tempestuoso. Lo hizo soplar contra ellos siete noches y ocho días consecutivos, durante los cuales veías a la gente caída como troncos huecos de palmera. ¿Y ves que haya quedado algo de ellos? (69.5-7).

 

Es interesante el notar que durante este siglo las ruinas de Iram han sido descubiertas de nuevo debajo de las arenas del desierto. Conforme el patrón de los cimientos, es claro que en su tiempo debe de haber tenido columnas, y que lo habito gente con dones y prosperidad. Hoy, no queda nada mas. El mensaje es claro- la gente de A'ad rechazo a AllahH y se opusieron a Su mensajero y fueron completamente destruidos.

 

Esos son los Ad; negaron los signos de su Señor y desobedecieron a sus mensajeros siguiendo el mandato de todo soberbio y contumaz. En este mundo los siguió una maldición y así será en el Día del Levantamiento. ¿Acaso no renegaron los Ad de su Señor? ¡Fuera con los Ad, la gente de Hud! (11:58-59).

 


El Profeta Salih

La paz sea con el

 

El siguiente Profeta mas mayor que fue mandado después de Hud fue Salih- quien también descendía de Sem, el hijo de Nuh- quien fue mandado a la gente de Zamud, quienes vivían en el norte de Arabia, en una área de tierra conocido como al-Hiyr, la cual queda a mitad de camino entre las ciudades conocidas como Madinah y Tabuk. Existen muchas semejanzas entre las historias de A'ad y los Zamud, de hecho son a menudo mencionadas juntas en el Corán directamente uno tras el otro.

 

Así como la gente de A'ad, la gente de Zamud eran grandes constructores, haciendo de las montañas viviendas, así como a las planicies las hacían fortalezas, donde sus cultivos y sus palmeras de dátiles crecían en abundancia. Así como la gente de A'ad, la gente de Zamud eran prósperos y eran una comunidad civilizada cuyos habilidades y riquezas los hicieron arrogantes y ignorantes de la verdadera fuente de estos dones. Igual que la gente de A'ad, la gente de Zamud empezó a rechazar a los mensajeros que les mandaba ALLAH, y el ultimo de los mensajeros que les fue mandado fue Salih, quien también fue negado por ellos aun cuando se les dio una clara señal de ALLAH- fueron destruidos.

 

Como todos los profetas y mensajeros antes y después de él, Salih le llamo a su gente que adoran a ALLAH únicamente: Y a los Zamud, su hermano Salih, que dijo: ¡Gente mía! Adorad a ALLAH, no tenéis otro dios que El; os creó a partir de la tierra e hizo que vivierais en ella. Pedidle pues perdón y volveos a El, es cierto que mi Señor está Cercano y responde. (11.60).

 

Y también: Y recordad cuando os hizo sucesores de los Ad y os dio una posición en la tierra. Os hacíais palacios de las llanuras y excavabais casas en las montañas. Recordad los dones de ALLAH y no hagáis el mal en la tierra como corruptores. (7.73).

 

Y también: Los Zamud negaron a los enviados, cuando su hermano Salih les dijo: ¿No vais a tener temor? Yo soy para vosotros un mensajero fiel, así pues, temed a ALLAH y obedecedme. No os pido ningún pago por ello; mi recompensa sólo incumbe al Señor de los mundos.

 

¿Acaso vais a ser dejados a salvo en lo que tenéis? ¿En jardines y manantiales, cereales y palmeras de tiernos brotes? ¿Y esculpís casas en las montañas con arrogancia? Temed a AllahH y obedecedme.

Y no obedezcáis lo que os mandan los que sobrepasan los limites. Esos que siembran corrupción en la tierra en vez de poner orden. (26.141-152).

 

Y también: Dijo: ¡Gente mía! ¿Por qué pedís que se apresure lo malo antes que lo bueno? Si pidieras perdón a ALLAH podríais ser tratados con misericordia.

 

Dijeron. Vemos un mal presagio para ti y para quien está contigo. Dijo: Vuestro presagio está junto a ALLAH, sin embargo sois un pueblo que está siendo puesto a prueba. (27.48-49).

 

La mayoría que escucharon a las palabras de h lo rechazaron: Dijeron: ¡Salih! Antes de esto eras una esperanza entre nosotros. ¿Vas a prohibirnos que adoremos lo que adoraban nuestros padres? Realmente eso a lo que nos llamas nos resulta muy sospechoso.

 

Dijo: ¡Gente mía! Decidme: Si me atengo a una prueba clara que mi Señor me ha dado y he recibido una gracia Suya. ¿Quién iba a defenderme de ALLAH si desobedezco? No me aportáis sino perdición. (11.61-62).

 

Sin embargo, no toda la gente de los Zamud rechazaron a Salih, entonces discutieron entre ellos: Y he aquí que a los Zamud les enviamos a su hermano Salih: ¡Adorad a AllahH! Y entonces se dividieron en dos bandos que discutían. (27.47).

 

Y también: Los ricos y principales, que eran aquellos de su gente que se habían llenado de soberbia, dijeron a quienes eran considerados inferiores, que eran los que habían creído: ¿Es que acaso tenéis conocimiento de que Salih es un enviado de su Señor? Contestaron: Nosotros creemos realmente en aquello con lo que ha sido enviado.

 

Dijeron los que se habían llenado de soberbia: Nosotros negamos aquello en lo que creéis. (7.74-75). Es claro de los siguientes ayat en Surah an-Naml que los lideres con mas influencia de la gente de Salih no solo se opusieron a él, si no que también decidieron matarlo:

En la ciudad había nueve individuos que en vez de mejorar las cosas sembraban la corrupción en la tierra. Dijeron: Hemos de jurarnos por ALLAH que le atacaremos de noche a él y a su familia y que luego diremos a su deudo que no fuimos testigos de la matanza de su familia y que decimos la verdad.

 

Urdieron un plan y Nosotros urdimos otro sin que ellos se dieran cuenta. Mira cómo termino su plan, en verdad los exterminamos a ellos y a sus familias, a todos.

 

Ahí quedaron sus casas vacías por haber sido injustos. Es cierto que en eso hay un signo para gente que sabe. Y salvamos a los que habían creído y tenían temor (de ALLAH). (27.50-55).

 

Esta destrucción no sucedió hasta después de que la gente de los Zamud le habían pedido una señal a Salih: Los Zamud no tomaron en serio las advertencias. Y dijeron: ¿Es que vamos a seguir a quien no es mas que un ser humano, uno de nosotros? Si lo hiciéramos estaríamos en un extravío y en una locura. ¿Cómo es que de entre todos nosotros ha sido precisamente a él al que se le ha revelado el Recuerdo? Por el contrario no es mas que un embustero con pretensiones.

 

Ya sabrán el día de mañana quien era el embustero con pretensiones. Y es verdad que enviamos a la camella como una prueba para ellos: Estate atento a lo que hacen y ten paciencia. Y anúnciales que el agua habrá de ser compartida y que cada uno tendrá su turno de beber. (54.23-28).

 

Y también: Dijeron: Tú no eres mas que un hechizado, no eres mas que un ser humano como nosotros, trae una señal si eres de los que dicen la verdad. Dijo: Esta camella tendrá su turno de bebida y vosotros el vuestro, un día fijado. No le hagáis ningún daño para que no os sorprenda el castigo de un día grave.

 

Pero la desjarretaron y amanecieron arrepentidos. El castigo los agarró, realmente en esto hay un signo. La mayoría de ellos no eran creyentes. Y es verdad que tu Señor es el Irresistible, el Compasivo. (26.153-159)

Y también: ¡Gente mía! Aquí tenéis a la camella de ALLAH que es un signo para vosotros; dejadla que coma en la tierra de ALLAH y no le hagáis ningún daño para que os sorprenda un castigo próximo. Pero la desjarretaron. Dijo: Disfrutad de vuestro hogar durante tres días; esta es una promesa sin engaño.

 

Y cuando Nuestro mandato llegó, salvamos a Salih y a los que junto a él creían gracias a una misericordia de Nuestra parte, librándolos de la humillación de aquel día. Es cierto que tu Señor es el Fuerte, el Irresistible. (11.63-65).

 

Tal como la gente de Nuh fue destruida por una inundación de agua, y la gente de A'ad fue destruida por un violento viento, la gente de Zamud fue destruida por un tremendo rayo que trono del cielo:

El grito sorprendió a los injustos y amanecieron en sus casas de bruces. Como si nunca hubieran vivido en ellas. ¿Acaso los Zamud no renegaron de su Señor? ¡Fuera con los Zamud! (11.67-68).

 

Y también: ¡Y cómo fue Mi castigo y Mi advertencia! Enviamos contra ellos un solo grito y quedaron como el ramaje pisoteado por el ganado en un aprisco. (54.30-31).

 

Y también: Desobedecieron el mandato de su Señor y fueron fulminados mientras miraban. No pudieron levantarse y no tuvieron quien los auxiliara. (51.44-45).

 

Y también: Y a los Zamud les dimos la guía, pero ellos prefirieron la ceguera a la guía y los sorprendimos con un castigo fulminante e infame a causa de lo que se habían buscado. Y salvamos a los que creían y temían (a su Señor). (41.16-17).

 

Y También: Y desjarretaron a la camella rebelándose contra la orden de su Señor. Y dijeron: ¡Salih, tráenos los que nos has asegurado si eres uno de los enviados! Entonces les agarró la gran sacudida y amanecieron en sus hogares caídos de bruces (Según Ibn Yuzay, ALLAH ordenó a Yibril que gritara y éste dio un enorme grito entre el cielo y la tierra que les causó la muerte. La palabra en árabe es "rayfa" y expresa la idea de temblor violento, sacudida y sonido que estremece.)

 

Se apartó de ellos y dijo: ¡Gente mía! Os hice llegar el mensaje de mi Señor y os aconsejé, pero no amabais a los consejeros. (7.76-78).

 

Surah al-Hiyr también se refiere a el destino de los Zamud en los siguientes ayat: Y es cierto que los dueños de al Hiyr negaron la verdad de los enviados. (Al-Hiyr es el nombre de un valle que habitaron los Zamud, la gente de Salih. Este lugar se hallaba entre Medina y el Sem, la Gran Siria)

Les dimos Nuestros signos y los rechazaron. Excavaban casas en las montañas sintiéndose seguros. El grito los agarró al amanecer. Y de nada les sirvió lo que habían adquirido. (15.80-84).

 

En otro lado del Corán, en Surah al-'Isra, ALLAH dice: No hay ninguna ciudad que no vayamos a destruir antes del Día de Levantamiento o a castigarla con un fuerte castigo. Esto está escrito en el Libro. Y que los antiguos desmintieran es lo que Nos ha impedido enviar los signos. (Es decir, si os enviáramos a vosotros los prodigios que solicitáis y después de eso no creyerais, tendrías que ser castigados como ya ocurrió con los antiguos cuando desmintieron.

 

Dimos a los Zamud la camella como prueba clara pero fueron injustos con ella. Y no enviamos nuestros signos sino para infundir temor. (17.58-59).

 

Muchos siglos después, durante la vida del Profeta Muhammad, que ALLAH lo bendiga y que le de paz, se podían reconocer las ruinas de las moradas que la gente de Zamud habían hecho de las montañas en Al-Hiyr.

 

Ha sido reportado que cuando el Profeta Muhammad, que ALLAH lo bendiga y le de paz, estaba conduciendo su ejercito por al-Hiyr en la expedición de Tabuk, en 10 DH, le dijo a todos que bajaran la mirada y que no bebieran de los posos de agua de los Zamud, y que no usaran el agua de los posos para hacer wudú ni para hornear el pan. También les dijo que no salieran de noche mas que con uno o dos compañeros.

 

Solamente dos hombres lo desobedecieron y salieron solos. Durante la noche hubo una tremenda tormenta de arena, en la cual se llevo el viento a uno de los hombres y el otro quedo enterado en las arenas. Al siguiente día los Musulmanes encontraron a los posos de agua de los Zamud completamente llenas y tapadas con la arena de la tormenta.

 

AllahH dice en Surah al-Mulk:

¿Es que estáis a salvo de que Quien está en el cielo no haga que la tierra se hunda con vosotros en un temblor? ¿O estáis a salvo acaso de que Quien está en el cielo no envíe una pedrisca sobre vosotros? Entonces sabrías cómo es Mi advertencia. Ya habían negado la verdad los que os precedieron. Y cómo fue Mi reprobación. (67.16-18).

 

Así como con las ruinas de la gente de A'ad, las ruinas de la gente de Zamud todavía existen hoy en día para que vea el que quiera:

Y los Ad y Zamud. Lo podéis ver con claridad en sus moradas (ruinas). El Shaytán les embelleció sus acciones y los desvío del camino a pesar de que tenían visión. (29-38).

 

No existe lugar para especular a lo que se refiere de la razón por la cual estas aparentes civilizaciones poderosas fueron destruidas:

 

¿Es que no han llegado las noticias de los que hubo antes de vosotros, la gente de Nuh, los Ad, los Zamud y los que vinieron después de ellos que sólo ALLAH conoce? Les llegaron sus correspondientes mensajeros con las pruebas claras pero ellos se llevaron la mano a la boca y dijeron: Negamos (el mensaje) con el que habéis sido enviados y tenemos dudas y sospechas de aquello a lo que nos llamáis.

 

Dijeron sus mensajeros: ¿Acaso puede haber duda acerca de ALLAH, el Creador de los cielos y de la tierra que os invita al perdón de vuestras faltas y os da plazo hasta un término fijado? Dijeron: Vosotros sólo sois hombres como nosotros que queréis desviarnos de lo que adoraban nuestros padres. Traednos una prueba clara.

Les dijeron los mensajeros: No somos mas que seres humanos como vosotros, sin embargo ALLAH favorece a quien quiere de Sus siervos y no nos pertenece traeros ninguna prueba clara si no es con permiso de ALLAH. Que en ALLAH se confíen los creyentes.

 

¿Cómo no habríamos de confiarnos en ALLAH cuando ha sido El Quien nos ha guiado al camino? Tendremos paciencia con el perjuicio que nos hacéis. ¡Que en ALLAH se confíen los que confían! Dijeron los que no creían a sus mensajeros: Os echaremos de nuestra tierra a menos que volváis a nuestra forma de adoración. Pero su Señor les inspiró: Vamos a destruir a los injustos y os haremos habitar la tierra después de ellos. Eso es para quien tema que tendrá comparecer ante Mí y tema Mí promesa.

 

Pidieron auxilio. Pero todo el que es un tirano rebelde fracasa. Tendrá detrás de sí Yahannam y se le dará de beber de un agua de pus. La beberá a tragos pero apenas podrá tragarla. La muerte le llegará por todas partes pero no morirá y tendrá tras de sí un castigo continuo.

 

Las obras de los que niegan a su Señor son como cenizas que se lleva el viento en un día huracanado, no tienen poder sobre nada de lo que adquirieron. Eso es el extravío profundo.

 

¿Es que no ves que ALLAH ha creado los cielos y la tierra con la verdad? Si quiere os suprimirá y traerá una nueva creación. Eso no es difícil para ALLAH.(14.11-22).

 

Regresar

Subir

Siguiente

Portada | Almadrasa | Foros | Revista | Alyasameen | Islam | Corán | Cultura | Poesía | Andalus | Biblioteca | Jesús | Tienda

© 2003 - 2016 arabEspanol.org Todos los derechos reservados.